Después de que una veintena de profes del Colegio María Reina Jesuitinas de Madrid se hayan formado en la metodología Design for Change con el “Taller I CAN 100% virtual”, entrevistamos a Isabel Arquero, tutora de 3ºESO, profesora de Biología, Geología y del ámbito científico tecnológico de PMAR y coordinadora de Design for Change (DFC) en el centro educativo.

Por Beatriz Alonso

PREGUNTA: ¿Cómo conociste Design for Change (DFC)?

RESPUESTA: Hace unos tres años, unas compañeras participaron en unas jornadas de Buenas Prácticas organizadas por FERE-CECA. Allí oyeron hablar por primera vez de la metodología Design for Change, que encajaba a la perfección con nuestro proyecto educativo.

El colegio envió a una compañera, Raquel Prado, y a mí, a una formación que impartía Escuelas Católicas sobre Design for Change. Ese mismo año, expandimos en todo el claustro el espíritu I CAN, y al año siguiente nos lanzamos a realizar nuestro primer proyecto en toda la ESO.

P: ¿Qué aporta DFC a vuestro centro y cómo lo integráis? ¿Cuál es tu papel en el proceso?

R: En la fundación Jesuitinas buscamos que nuestros alumnos sean autónomos, creativos y comprometidos; y la metodología Design for Change nos encaja como un anillo al dedo.

Tras hacer un proyecto en el aula, aumenta la cohesión de grupo, se nota más madurez, entusiasmo y responsabilidad; sin olvidar la relación más cercana que se crea con el tutor-faclitador.

Cada año, soy facilitadora de un proyecto y, junto con el equipo Design for Change del centro, hacemos una guía con dinámicas para poder llevar a cabo los proyectos, preparamos los materiales necesarios, y recopilamos las fotos y vídeos del proceso. Como coordinadora, estoy en contacto permanente con nuestro equipo de comunicación para dar a conocer lo que hacemos y, claro, esos materiales también nos sirven para completar la fase Comparte en la plataforma internacional para compartir proyectos DFC.

P: ¿Qué cambios habéis observado, tanto en el alumnado como en la comunidad educativa, desde que utilizáis DFC?

R: Una de las cosas que más nos han impresionado es lo rápido que “cala” en el alumnado el “Sí, se puede”, y comprobar cómo, avanzando por cada fase de la metodología [Siente, Imagina, Actúa, Evolúa y Comparte], los chavales se van implicando en el proceso, aportando lo mejor de sí.

P: ¿Por qué habéis elegido formaros con el “Taller I CAN 100% virtual”?

R: El primer motivo era seguir fortaleciendo y expandiendo en el profesorado el espíritu “I CAN”. Los profesores nuevos nos habían visto hacer algún proyecto, pero no se habían formado, y queríamos que pudieran conocer la metodología “de la fuente”.

Por otro lado, nos llamó la atención poder aprender a hacer DFC de otro modo y, ante la situación actual de confinamiento en la que todo ha sido online, queríamos tener la oportunidad de seguir haciendo proyectos si volvemos a estar en casa.

P: Después del Taller, ¿con qué os quedáis?

R: Principalmente, lo que nos queda bien claro es la importancia de tener los recursos adecuados, ya que, de lo contrario, es muy frustrante la limitación a la hora de poder participar. Pero también nos quedamos con la ilusión de tener una nueva posibilidad de trabajar cooperativamente desde casa.

P: ¿Qué aprendizajes os lleváis de esta experiencia?

R: El principal aprendizaje con el que nos quedamos es que podemos seguir construyendo futuro desde casa. Además, darnos cuenta de que es necesario entrenar las destrezas digitales en nuestros alumnos y en nosotros mismos con experiencias en que las pongamos en práctica con calma.

P: De las herramientas que habéis recibido en el Taller, ¿cuáles os parecen más útiles?

R: La Guía para facilitar proyectos y el Dossier de la organización, así como la plantilla reutilizable, que esperamos aprender a manejar mejor con la práctica.

P: ¿Recomendarías esta formación a otros miembros del profesorado de otros centros? ¿Por qué?

R: En general, sí recomendaría esta formación, sobre todo, porque aprender cosas diferentes siempre es positivo. A pesar de ello, recomendaría ampliar el tiempo a otra sesión (por ejemplo, dos sesiones de tres horas o tres sesiones de dos) para poder llevar a cabo el taller más pausadamente y poder profundizar más en los pasos, compartiendo sensaciones y planteando dudas que van surgiendo.

 

¡Entra en dfcspain.org/servicios-online/ y solicita la formación para tu centro educativo!