Vamos a contar historias de cambio: el valor del Storytelling en un proyecto DFC

¿Cuál es la mejor forma de inspirar a otras personas y conseguir que también pasen a la acción? ¡Contarles vuestra historia de cambio DFC! Para potenciar su efecto, aplica la técnica del Storytelling: el arte de contar historias focalizando en transmitir emociones.

En la fase Comparte de la metodología DFC se recuerda la importancia de registrar el proyecto en formato audiovisual para demostrar a los y las agentes de cambio que la acción que han emprendido es importante, y que con esa historia de cambio pueden inspirar a otras personas. Contar esa historia, es todo un arte. Para trabajar el proceso creativo, desde DFC España lanzamos “Vamos a contar historias de cambio”: una iniciativa que cada semana contará un proyecto DFC utilizando esta estrategia innovadora de aprendizaje, el Storytelling. Así, se demuestra que con DFC el cambio es posible, hasta en las situaciones más extraordinarias y complejas, donde más necesidad de motivación e inspiración existe. Descubre cada post de blog los lunes en la web y las publicaciones en redes sociales los miércoles y los viernes con el hashtag #CuentaCambioDFC

¿Cómo trabajar la técnica del Storytelling para provocar que la información tenga más impacto? ¿Cómo contar historias que sean fáciles de recordar? ¿Cómo conseguir que algo se mueva en el receptor para que también pase a la acción? Al emprender un proceso DFC se desarrollan competencias como la empatía, la creatividad o el trabajo en equipo, esencial para el desarrollo del Storytelling, para contar una historia que resulte atractiva, que cree un vínculo con el público y conecte con sus emociones.

Antes de empezar a contar la historia, es recomendable tener en cuenta ciertos parámetros:

  • Estructura: diseñar el inicio, el desarrollo, el punto álgido (clímax) y el final (introducción, nudo y desenlace).
  • Situación: la historia se narrada desde la objetividad y da respuesta a las “6 w del periodismo”: ¿qué? (what?), ¿quién? (who?), ¿dónde? (where?), ¿cuándo? (when?), ¿por qué? (why?) y ¿cómo? (how?).
  • Duración: el vídeo de un proyecto DFC debería tener una extensión aproximada de 3 minutos.
  • Tipo de narración:
    • en primera persona: permite identificar a quien narra la historia con quien la escucha. Es testimonial, se basa en la empatía.
    • en tercera persona: relata hechos contados como experiencias objetivas. Este tipo de narración es ideal para presentar las soluciones que se han creado.

Una vez definidos estos criterios, ¿cuáles son los aspectos fundamentales para desarrollar el arte del storytelling en cada una de las fases de un proyecto DFC?

FASE SIENTE

  1. Inicio: Elección de un tema (marco de trabajo) que sea relevante, tanto para quienes desarrollan el proyecto como para las personas que se verán beneficiadas por la solución. 

PREGUNTAS QUE OS PODÉIS HACER: ¿Cuál es el objetivo de contar esta historia? ¿Cuál es la esencia? ¿Cuál es el contenido?

  1. Protagonistas: Son quienes cuentan la propia historia y también los beneficiarios de las soluciones, en quienes el público se proyecta para que la historia cobre sentido. Incluir las emociones hace que el público empatice con los protagonistas.

PREGUNTAS QUE OS PODÉIS HACER: ¿Por qué puede o debe interesar a la audiencia? ¿Podemos crear una historia que refleje el “corazón” de los y las protagonistas? 

  1. Información (obtenida en el paso “Gana en Comprensión”): La historia, para ser comprensible para la audiencia, requiere mostrar algunos detalles, así aumenta la autenticidad y aporta certidumbre al contexto. 

PREGUNTAS QUE OS PODÉIS HACER: ¿Cuál es el contexto? ¿Qué experiencias y emociones transmite?

FINAL FASE SIENTE Y PRINCIPIO FASE IMAGINA

  1. Definición del reto (¿Cómo podríamos…?) y Brainstorming: Es el momento de crear intriga y suspense. Se puede utilizar, por ejemplo, la técnica del aplazamiento: gestionar el tiempo para producir emociones en la audiencia.
  2. Prototipado: Espacio de entretenimiento, donde las manos están ocupadas y mente liberada. Con este “soplo de aire fresco” se le concede al público un periodo para relajarse.

FASE ACTÚA

  1. Conflicto o punto álgido: Mostrar el problema que los y las agentes de cambio (protagonistas de la historia) van a resolver y cómo lo hacen.

FASE EVOLÚA

  1. Reflexión:  Los y las protagonistas evalúan su proceso para darle un significado personal desde su propio contexto, experiencia y perspectiva; así, evolucionan. Es útil recoger momentos del proceso que hayan supuesto un cambio y con los que el público pueda identificarse, ya que son parte del patrón común del crecimiento humano.

PREGUNTAS QUE OS PODÉIS HACER: ¿La historia es honesta, coherente y creíble? Frente a la actitud generalizada de esconder el error, en DFC se apuesta por mostrarlo, para extraer los aprendizajes.

FASE COMPARTE

  1. Fin: El relato requiere tener un fin totalmente conectado con el principio de la historia; no solo debe permitir que la audiencia se identifique y se sienta parte de la misma, sino que le invite a recrear su propia historia. 

PREGUNTAS QUE OS PODÉIS HACER: ¿Qué espero conseguir con la historia?

 

Y si queréis seguir enriqueciendo vuestra historia de cambio, algunos recursos extra:  

  1. Al comienzo de la historia tiene que establecerse un estado de equilibrio. Después, incluir un desencadenante que lo rompa, para que poco a poco se vaya complicando la historia y llegue el desenlace. De esta forma, se consigue mantener la atención del espectador. Trabajar el inicio y el final es importante, puesto que son las partes que más se recuerdan.
  2. Los puntos de anclaje: El relato puede estar vinculado a cuentos o refranes, para evocar otras historias o legitimidades sociales que sean reconocidas por la audiencia y reflejen valores universales.
  3. Metáfora: Recurso ideal cuando la idea o concepto es complejo. Así, se acerca la realidad a la audiencia y se facilita su comprensión.

 

Terminado el proceso, la historia de cambio será difundida por varios canales: la plataforma internacional de DFC, la web de la organización educativa, redes sociales, medios de comunicación, etc… ofreciendo una “extensión” del universo creado, que servirá de inspiración a otras personas, que pueden aplicar la solución y mejorarla, adaptarla, escalarla…

¡Anímate a contar historias de cambio para seguir mejorando el mundo!

¡Súmate a #CuentaCambioDFC!


David Chacón y Guillermo Negre o de cómo integrar DFC en el currículo

Decir David Chacón y Guillermo Negre implica mucho más que nombrar a dos profes. Sus acciones abarcan múltiples realidades co-creadas, conectan personas. Su vida profesional camina en paralelo: Proyecto Atlántida, Escuela de Maestros, JustKeyNote… formación al profesorado y docencia en el colegio La Milagrosa de Cullera (Valencia). Es decir, dedicación integral a la educación, por y para el alumnado: participan en la elaboración de documentos curriculares, como unidades didácticas integradas para el Ministerio de Educación y pruebas de evaluación diagnóstica en base a TIMSS y PISA; y crean sus propios Libros digitales para utilizar en el aula, entre otras iniciativas. Será quizá porque ambos son diplomados en Magisterio por Educación Física, porque la verdad es que este tándem todoterreno no parece tener un minuto sin actividad.

La aventura profesional conjunta comenzó cuando David hizo las prácticas en el centro educativo donde estudiaba. Guillermo estaba allí, y aunque se fue a Cataluña a trabajar, a los dos años volvió porque había una vacante. Actualmente, ambos son tutores de 4º de Primaria en el colegio La Milagrosa, además de co-directores (junto con Estefanía Pastor) de la Academia de Preparación de Oposiciones Escuela de Maestros. En 2015, Guillermo se certificó como ADE (Apple Distinguished Educator) y David en 2017. A partir de este impulso, surgió JustKeyNote (junto con tres amigos: Carlos Castillo, Guillermo Toledo y Vicente Estrada).

No es de extrañar que Guillermo y David estén embarcados en tantos proyectos dando lo mejor de sí, ya que se nota a kilómetros la voluntad que ponen en todo lo que hacen, intentando ser lo más rigurosos posible a la vez que implementamos nuevas dinámicas para superar los retos de la educación”, según define David su trabajo, añadiendo que la clave está en “rodearse de compañeros que sientan la educación con el mismo entusiasmo”. Entre estas personas y organizaciones con las que enriquecen el ámbito educativo, en un momento del camino encontraron la metodología Design for Change (DFC), la pusieron en práctica, y decidieron crear un iBook para facilitar proyectos DFC (basado en la “Guía para facilitar proyectos DFC”), que ya cuenta con más de 1.300 descargas.

 

PREGUNTA: ¿Cómo conocisteis Design for Change?

RESPUESTA: Somos personas inquietas: vivimos constantemente buscando cómo conectar con el alumnado. Ya hace muchos años aprendimos cómo elaborar secuencias didácticas competenciales a las que años después añadimos la tecnología como potenciador. Por ejemplo, utilizamos tecnología one-to-one en aula. Tener un dispositivo móvil en clase nos viene muy bien y nos permite recoger evidencias y destrezas de una forma más ágil. Además, creamos libros digitales como el iBook “Design for Change España” y otros como “Mujeres invisibles” o “Aprendizaje & Servicio”, que sirven como ayuda al profesorado para aprender a programar con estas secuencias didácticas. En este sentido, cuando conocimos DFC y decidimos probarlo, nos encantó. En 2017 lo pusimos en práctica en quinto de primaria, implementándolo a modo de unidad didáctica integrada. 

P: ¿Cómo convive DFC con otras metodologías que ponéis en práctica en el aula?

R: La clave es tener un buen modelo de programación, un modelo de unidad didáctica integrada, concreción curricular, un buena trasposición didáctica y evaluación. Así, funciona.

P: ¿Qué feedback estáis recibiendo del iBook de DFC España, este libro multitouch que habéis diseñado para que sea utilizado directamente por el alumnado como complemento a la “Guía para facilitar proyectos DFC” para docentes?

R: Observamos mucha satisfacción en la respuesta del alumnado a este tipo materiales. El producto final siempre tiene un qué y un para qué. Esta forma de trabajar en el aula funciona, porque es aprendizaje activo y obliga al alumnado a poner los contenidos en juego en un contexto real, que es la base del trabajo por competencias. DFC nos permite llevarlo a la máxima expresión. Por mucho que yo trabaje para presentarles una tarea súper interesante, esta puede serlo o no; pero con DFC son ellas y ellos quienes eligen su proyecto, lo implementan, y lo comparten. Hemos detectado mucha ilusión y ganas, se sienten empoderados. De hecho, en los recreos nos preguntan: “¿Puedo seguir trabajando en DFC?”

P: ¿Cómo ha sido el proceso de la adaptación de DFC al currículo? ¿Pensáis que es posible para otras materias?

R: Hemos enganchado la secuencia didáctica de Design for Change de la “Guía para facilitar proyectos DFC” con los referentes curriculares y normativos. Creemos en un aula útil y real, sin perder de vista los criterios de evaluación, que se califican trabajando de esta forma, como el trabajo cooperativo o el diseño de producto, y los referentes a contenidos curriculares puros, como la ortografía, la gramática, la expresión y comprensión oral y escrita…

Concretamente, hemos adaptado DFC para la asignatura de Lengua castellana. Por ejemplo, en la parte del proceso que sirve para ganar en comprensión sobre el tema que el alumnado ha elegido trabajar, hemos introducido la teoría de la entrevista, con transcripción, comprensión oral y escrita. Además, hemos añadido el contenido curricular de concordancia gramatical, presentación de texto revisando gramática y ortografía, criterios de presentación… Hemos observado que contamos con criterios de evaluación muy típicos que se pueden calificar de este modo.

Para la última parte del proceso DFC, la fase Comparte, les pedimos un vídeo reflexión para que narren lo que han hecho. Con ello se trabaja otra rúbrica de indicadores de evaluación propios de la expresión oral: gestos, respetar estructuras, concordancia gramatical, etc.

Nuestro recorrido profesional nos ha ayudado a adaptar la metodología DFC al currículo. Desde el 2008, formamos parte de un grupo de trabajo, Proyecto Atlántida, donde programamos por unidades didácticas integradas, lo que permite introducir cualquier secuencia en la trasposición didáctica, sin perder de vista los criterios elegidos, con los instrumentos de evaluación identificados. Al profesorado que aún no ha probado a adaptar DFC al currículo, le diríamos que, integrado a la programación, DFC no da más trabajo, sino al contrario, porque se integra; no es un extra, porque se califica.

P: ¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje que os lleváis de esta experiencia?

R: Me quedo con la ilusión que muestran ellos y ellas cuando trabajan en el proyecto, cuando nos preguntan si pueden seguir trabajando después de clase, cuando ves en sus caras que es algo diferente. Nuestro alumnado está acostumbrado a trabajar por competencias, y en esa línea va DFC, porque eligen su proyecto, y lo sienten suyo, entonces no hay excusas.

 P: De las capacidades que están desarrollando los jóvenes al poner en práctica DFC, ¿cuáles os parecen más relevantes?

R: Realmente, nuestro día a día no es muy tradicional. Consideramos que trabajamos por competencias en todas las áreas del currículum. Con DFC sobre todo se desarrolla una mayor responsabilidad, porque lo que tienen que hacer es lo que han decidido, es decir, “o me pongo manos a la obra o esto no sale”.

P: ¿Qué cambios habéis observado, tanto en el alumnado protagonista del proyecto como en la comunidad educativa?

R: Hemos implementado DFC en todo 4º de Primaria; entre Guillermo, yo y el director, que es referente en el centro, y lo hace también en su asignatura de Valenciano. De hecho, ha reeditado el iBook para esa asignatura. Nos está ayudando muchísimo, ya que las mejoras que propone el alumnado con sus proyectos, en su mayoría van dirigidas al equipo directivo y al equipo de administración. Implementar DFC en el centro es como una bola de nieve, que se va haciendo más y más grande, y cada vez se implica más gente, sin darse realmente cuenta.

P: ¿Cómo hacéis difusión de vuestro trabajo para inspirar a más docentes?

R: En las giras de JustKeyNote ponemos cinco secuencias didácticas diferentes, y una de ellas es DFC. Lo hemos trabajado ya en cinco ciudades, impactando a más de 500 profes. Si mostramos DFC es porque creemos que lo vale. Nuestro modelo es muy amplio porque cabe todo, por eso nos abrimos al mundo y vimos lo que había. Todos los profes deberían experimentar DFC. “Es que David está enamorado de DFC”, termina Guillermo entre risas.

 

Mil gracias a David Chacón, Guillermo Negre, y a toda la comunidad educativa del colegio La Milagrosa de Cullera, por demostrar que es posible integrar la metodología DFC en el currículo, poniendo en marcha a toda la comunidad educativa, porque como ellos mismos dicen, “somos un equipo”. Y es que, como asegura Guillermo en su bio de JustKeyNote, la clave está en que “el que se atreve a enseñar nunca debe dejar de aprender”.


¿Formaciones en innovación educativa con Design Thinking? ¡Design for Change!

 

Llega la vuelta al cole y… ¿buscas nuevas metas? ¿Cuentas con las herramientas para enfrentarte a los retos del curso 2019-2020? Todo desafío supone un aprendizaje: ¡Atrévete a probar la innovadora metodología DFC inspirada en el Design Thinking y desarrolla tu actitud emprendedora y la de tu alumnado!

Los niños, niñas y jóvenes no son el futuro, son el presente; y tenemos que escucharlos

Como parte de nuestra misión para evolucionar la realidad educativa, te presentamos nuestros Servicios para el Cambio: formaciones bonificables donde ofrecemos herramientas innovadoras para enfrentarse a retos. El proceso DFC es un marco pedagógico donde se pueden integrar otras metodologías. Las personas que reciben la formación lo aplican y adaptan según sus necesidades. En Design for Change nos centramos en el proceso, no en el resultado; sin embargo, ofrecemos verdaderos resultados demostrables que no solo tienen repercusión en quienes siguen el proceso, sino en todo el entorno y en las personas que se relacionan en él.

Durante el proceso DFC, y siempre en grupo, cada niño, niña o joven siente qué le preocupa de su entorno y, mediante la puesta en común de información y el debate, elige un foco de acción común; imagina soluciones, las prototipa y elabora un plan de acción conjunto; actúa poniéndolo en práctica y lleva a cabo un cambio real en su entorno; reflexiona sobre lo aprendido y evolúa (evaluación + evolución); finalmente, lo comparte con el mundo para inspirar a otras personas con el espíritu del ¡Yo Puedo! A través del proceso, se desarrollan las competencias del siglo XXI: empatía, creatividad, trabajo en equipo, pensamiento crítico y liderazgo compartido.

Esperamos haber despertado tu curiosidad y te invitamos a descubrir nuestros Servicios para el Cambio aquí y contactarnos en spain@dfcworld.com para organizar una formación bonificable en tu organización educativa.

En Design for Change España tenemos la certeza de que es necesario y posible evolucionar la educación: es un gran reto: ¿hasta dónde quieres llegar para empoderar al alumnado de tu centro? Porque si no eres tú; entonces, ¿quién? Y si no es ahora; entonces, ¿cuándo?

¡Únete a los más de 350 centros educativos que hacen proyectos Design for Change en España! Más de 1.650 docentes ya han implementado la metodología en su aula, ¿te atreves a probar?

Además de organizar una formación en tu centro, también puedes apuntarte a las que ya están en marcha en este enlace. Desde DFC España, te recomendamos especialmente:

  • Curso Design for Change organizado por Apfrato, el 13 y 14 de septiembre en Granada (SCAEM, Centro Profesional de Música). Más info e inscripciones aquí.

  • Curso Design for Change organizado por Fundación Edelvives y acreditado por la Universidad Cardenal Cisneros, en enero y febrero de 2020. Más info e inscripciones aquí.

Y para más información con testimonios reales después de las formaciones:

https://www.dfcspain.org/lab-i-can-en-valencia-me-burbujean-mil-ideas-para-aplicar/

https://www.dfcspain.org/que-hay-tras-un-lab-i-can-preguntamos-a-los-facilitadores/

https://www.dfcspain.org/con-la-metodologia-dfc-podemos-trabajar-contenido-curricular/

https://www.dfcspain.org/la-apuesta-dfc-espana-del-colegio-nuestra-senora-de-la-victoria-testimonios-de-sus-protagonistas/


ibook Design for Change España: ¿a qué esperas para descargarlo?

ibook Design for Change España

Desde DFC España tenemos la gran suerte de presentar este Libro Multitouch que nace con la intención de impulsar la implementación del movimiento global Design for Change (DFC), gracias a dos maestros, David Chacón Piris y Guillermo Negre Alcover. Un libro diseñado para que sea utilizado directamente por el alumnado como complemento a la Guía para facilitar proyectos (Toolkit) para educadores/as, con el que se les da a niños, niñas y jóvenes la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo partiendo de su propio entorno.

Descarga el libro en este enlace y en la web de DFC España.

Uno de los creadores del iBook, David Chacón Piris, explica en primera persona la motivación para emprender la aventura de crear este libro y cómo ha sido el proceso:

“Para nosotros, poder participar en la elaboración de esta guía didáctica ha sido un placer, ya que desde el principio hemos sido seguidores del movimiento DFC. En nuestro centro (Colegio La Milagrosa, Cullera), diseñamos nuestros libros del/la alumno/a.

En cuánto contactamos con el equipo de DFC vimos que, además de tener un proyecto envidiable, son gente comprometida y nos brindaron toda la ayuda posible con el fin de realizar un libro que pudiese guiar en la implementación de este movimiento internacional. Entendemos que el alumnado deber de dar un paso adelante y ser el protagonista de su proceso de aprendizaje, y esto con la filosofía I CAN MINDSET se consigue desde el primer momento. El poder hacer un recorrido por las distintas fases del proyecto y ver cómo ellos van creciendo y mejorando, sobretodo, como motores de cambio, es el valor añadido que destacaríamos de esta experiencia. Además, y teniendo en cuenta que nos gusta que nuestros proyectos tengan rigor curricular, podemos decir que con DFC se trabajan y, por tanto, se pueden evaluar multitud de criterios normativos que en ocasiones pasan desapercibidos.
Así que solo queda agradecer la profesionalidad del equipo de DFC España, y que nos hayan dejado aportar nuestro granito de arena a un proyecto que está dando la vuelta al mundo”. David Chacón Piris
Desde DFC España solo podemos agradecer a estos dos profes y su centro educativo la confianza en DFC y su paso a la acción para conseguir que este libro sea una realidad y se convierta en una herramienta clave para implementar el proceso DFC en el aula y conseguir que más niños, niñas y jóvenes desarrollen sus capacidades poniendo en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo y consigan graduarse con el I CAN Mindset.
¡Descarga el libro en este enlace o en la web de DFC España y empieza a evolucionar la educación!


Edelvives y su Fundación se alían con Design for Change España para aunar esfuerzos en su misión educativa

El acuerdo de colaboración contempla varias acciones, entre ellas, formación a instituciones educativas y patrocinio de la Caravana del Cambio.

La firma del convenio marco de colaboración entre Edelvives, Fundación Edelvives y Design for Change España tiene previsto desarrollar una amplia colaboración con el fin de cumplir mejor las funciones de las tres instituciones y conseguir una conducción eficaz de esfuerzos, recursos y medios personales y materiales.

Visto que las tres instituciones tienen objetivos comunes y/o complementarios en áreas de edición de obras y de trabajos de formación y de investigación; además de otros servicios correspondientes con su misión cultural y educativa, la colaboración entre ellas permitirá aprovechar al máximo sus potenciales.

Aspectos del marco de colaboración

  • Revisión del libro de texto “Educación para la ciudadanía” por parte de Design For Change España, editado por el Grupo Edelvives.
  • La Caravana del Cambio DFC España:

Fundación Edelvives patrocinará “La Caravana del Cambio”, una iniciativa educativa para mostrar cómo los jóvenes están cambiando el mundo el mundo poniendo en práctica sus propias ideas. Compuesta por 100 jóvenes de 25 centros educativos, viajará desde Madrid hasta Roma en autobús para participar en el Encuentro ¡Yo Puedo! con 4.000 jóvenes de 100 países. Allí, tendrán una audiencia con el Papa Francisco y presentarán a lo largo del Encuentro sus proyectos DFC en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), ya que Design For Change está reconocida por Naciones Unidas como organización impulsora.

  • Acompañamiento institucional con la metodología DFC: una herramienta para enfrentarse a retos
  • Formación a instituciones educativas
  • Difusión presencial, online y offline de la oferta de formación de Design for Change

Sobre Edelvives y Fundación Edelvives

“Acompañamos procesos, transformamos realidades”      

Han transcurrido más de 125 años desde el nacimiento del Grupo Editorial Edelvives y con energías renovadas ha traspasado las fronteras, ha ido creciendo para llegar hasta el otro lado del océano e instalarse en México y en Argentina. Hoy este grupo, con su mirada en el futuro, ofrece un material educativo riguroso basado en los valores, en la innovación y en las nuevas tecnologías mientras acompaña el crecimiento cultural de niños y adultos con una excelente apuesta literaria, desde hace un par desde su Fundación hace visible sus convicciones más profundas; que “Educar es la mejor manera de evangelizar”.

www.fundacionedelvives.org


Ashoka España, Design for Change España y Scouts MSC se alían para inspirar a los jóvenes como agentes de cambio de la sociedad

Tres organizaciones de referencia global en educación aúnan esfuerzos para que jóvenes Scouts de entre 15 y 21 años se conviertan en protagonistas del cambio positivo en su entorno.

Es la primera vez que se formaliza una alianza entre estas tres entidades, y el proyecto asegurará que los conocimientos de los y las jóvenes de las organizaciones se extiendan a una amplia población juvenil española. Además, se extraerán los conocimientos y metodologías para una mejor aplicación en distintos entornos.

La firma del convenio marco de colaboración a tres años entre Ashoka España, Design for Change España y Scouts MSC tiene previsto desarrollar una colaboración con el fin de impulsar proyectos que permitan generar soluciones efectivas, eficientes, sostenibles y justas a problemas sociales concretos; así como un cambio de mentalidad en los y las jóvenes de la red Scout en España para que puedan reforzar sus habilidades e identificarse como agentes de cambio social (lo que en inglés se denomina changemakers).

La alianza se ha sellado este lunes en Impact Hub Madrid, sede actual de Design for Change España y antigua sede de Ashoka España.

El objetivo de la alianza es inspirar una sociedad de jóvenes agentes de cambio dentro y fuera de la red de Scouts MSC. El papel de Design For Change España y Ashoka consiste en asegurar elementos de “changemaking”, o de aportación social a las actividades de emprendimiento de los y las Scouts, a través de formaciones en la metodología Design For Change, diseño de procesos adaptados a la realidad de los distintos grupos, formaciones a formadores, encuentros y creación de una comunidad online

La propuesta consiste en tres fases de implementación:

  1. Asegurar el impacto social en las actividades de emprendimiento de los y las jóvenes Scouts, de 15 a 21 años. Esto incluye consultoría y una serie de talleres diseñados por Design for Change, así como nuevos procesos para crear espacios en la educación no formal. El objetivo es empezar por un piloto y rápidamente crecer a implantación nacional.
  2. Ejemplificar y crear referentes inspiradores: encontrar los ejemplos más destacados entre los jóvenes participantes, y dar a conocer sus historias.
  3. Compartir los conocimientos, mediante un estudio que recoja las metodologías aplicadas, así como medir su impacto. Esto permitirá mejorar y ampliar el alcance del modelo.

 

Sobre Ashoka España

Ashoka es la organización referente que lidera el movimiento imparable por el que cada persona será una persona que mejora el mundo. Fue fundada en Estados Unidos en 1981 y en España en 2003. Ashoka identifica, conecta y acompaña a líderes de cambio social, y así se ha erigido como la organización de referencia en el campo del emprendimiento social. En la actualidad cuenta con una comunidad de más de 3.500 Emprendedores Sociales – de los cuales muchos fueron Scouts en su infancia o juventud –  y 300 Escuelas Changemaker en todo el mundo.

Según NGO Advisor, Ashoka está entre las top 5 ONGs del mundo. Su fundador, Bill Drayton, recibió el Premio Príncipe de Asturias en Cooperación Internacional en 2011.

www.ashoka.es

 

Sobre Scouts MSC

“Construir un mundo mejor”

Scouts MSC (Movimiento Scouts Católico) es el movimiento de educación en el tiempo libre responsable del Escultismo Católico en España. Lo forman más de 28.000 niños, niñas, jóvenes y adultos, 12.000 familias y 400 comunidades cristianas y su labor es la de contribuir a la educación de estos niños, niñas y jóvenes a partir del proyecto educativo Programa de Jóvenes, que se caracteriza por aspectos como la vida en la naturaleza, el progreso personal y la propuesta de un sistema de valores y un compromiso de vida. Somos un movimiento comprometido con nuestro entorno natural, social y cultural siguiendo el ideal de vida, método de trabajo y misión de la hermandad universal del Movimiento Scout: contribuir a la construcción de un mundo mejor como agentes activos del cambio.

www.scouts.es


Design for Change España recibe el premio al mejor proyecto de innovación social relacionado con el diseño en el IV IED Design Awards

Desde 2016, el IED Madrid, la Escuela de Diseño más prestigiosa, premia el mejor diseño y creatividad.

 

Imágenes de la gala aquí

Imágenes y vídeos de los proyectos premiados aquí

 

Diseño de interiores, gráfico, audiovisual, de moda, de producto:  IED Madrid hace un homenaje anual a todos aquellos que, de alguna manera, forman parte del mundo del diseño (marcas, profesionales, emprendedores o colectivos) premiando los proyectos e iniciativas que durante el último año han contribuido a poner en valor el papel del diseño y la creatividad en la sociedad. Para lograr este objetivo de dar relevancia al buen diseño, IED Madrid creó en 2016 sus premios IED Design Awards. Esta cita anual se ha consolidado hasta el punto de celebrar este año su IV edición, celebrada en la tarde del jueves día 20 de junio, en el marco de los jardines de la Embajada de Italia.

Las 18 categorías propuestas este año engloban el mundo de la moda, el diseño audiovisual y tecnológico, el branding, el management relacionado con el diseño, el interiorismo y el diseño de producto, y que han tenido como broche final un galardón honorífico a toda una carrera dedicada al diseño, otorgado a la diseñadora y activista británica Katharine Hamnett. Tras un discurso introductorio de Giusi Lara, recientemente nombrada directora de IED Madrid, en el que destacó los valores positivos del diseño y la relevancia de este en el mundo actual, declarando: Nuestra misión como diseñadores tiene, hoy más que nunca, una clara misión: poner el diseño al servicio de la sociedad para construir realidades mejores”, se dio paso a la entrega de premios.

 

PREMIADOS Y CATEGORÍAS

En lo que a las categorías de interiorismo y diseño de producto se refiere, Design for Change España, una iniciativa global impulsada por Kiran Bir Sethi en India para la transformación y creación de agentes de cambio a través del pensamiento de diseño (Design Thinking), y cuya plataforma española se ha convertido en la más importante en Europa, ha sido la ganadora del mejor proyecto de innovación social relacionado con el diseño.

Design for Change llega a España en 2011 con la ilusión de contribuir a evolucionar la educación. Tras un período de experimentación, en 2013 se crea Design for Change España. Con los años, la organización se ha consolidado como referente en innovación social, creando una red conectada de docentes y alumnado de cientos de organizaciones educativas, gracias a que aporta un marco pedagógico donde es posible integrar otras metodologías: una estructura que provee de herramientas para seguir un proceso definido inspirado en el Design Thinking, que da la oportunidad a niños, niñas y jóvenes de poner en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo.

Esta trayectoria reconocida por el premio al mejor proyecto de innovación social relacionado con el diseño en el IV IED Design Awards ha sido posible gracias a todas las personas que han formado y forman parte de la organización: desde Pedro Alonso, que trajo la iniciativa a España; pasando por Natxo Alonso, que fue impulsor y continúa su labor como vicepresidente; a Mónica Cantón de Celis, coordinadora del proyecto hasta 2018 y actual CEO de Desing for Change Global; hasta Miguel Luengo, presidente de la organización, quien recogió el premio de la mano de Victoria de Pereda, miembro del jurado del Reto I CAN de Design for Change España desde sus orígenes.

Gracias especialmente a todos los y las facilitadoras de la metodología Design for Change; y a los y las educadoras que confían en ella y la implementan en sus aulas, dándoles la oportunidad a niños, niñas y jóvenes de cambiar el mundo poniendo en práctica sus propias ideas.

En la misma categoría de galardonados, se encontraba el premio a mejor diseñador de producto para Álvaro Catalán de Ocón. Los mejores diseñadores de packaging han sido LaCía, y el mejor proyecto de ecodiseño ha recaído en “Mares Circulares”, una iniciativa de Coca-Cola. El mejor diseño de interiores lo ha recogido Kike Sarasola, para el grupo Room Mate Hoteles, caracterizado por una fuerte apuesta por el diseño desde sus inicios.

En las categorías de Management relacionado con el diseño, encontramos como ganador de la mejor propuesta de emprendimiento a Transplant Biomedicals, una compañía que desarrolla y diseña estrategias médicas innovadoras para mejorar la preservación de órganos, tejidos y células contribuyendo al bienestar de pacientes de trasplante en todo el mundo. La mejor campaña integrada ha sido para Toyota por la campaña “Conduce como piensas”, y la categoría a mejor Start Up digital ha sido para Unicoos de David Calle, una Start Up que ha acercado y facilitado la educación gratuita en materias como matemáticas, Física, Química y Tecnología de Secundaria, Bachiller y primeros cursos universitarios a más de un millón de alumnos en todo el mundo a través de internet.

En la rama de diseño de moda, el galardón a mejor dirección creativa ha sido para la diseñadora Pepa Salazar, y Corres Madrid ha ganado el premio a la mejor colección de accesorios. El mejor proyecto de moda sostenible ha recaído en Join Life, de Inditex, una colección transversal de prendas que se producen utilizando los mejores procesos y las materias primas más sostenibles. El premio a mejor comunicación de moda lo ha ganado la productora Canada, por sus Fashion films para marcas como Palomo Spain, Miu Miu o Stella Mcartney, entre otras.

El premio a mejor diseño digital fue para el Museo Reina Sofía por el proyecto “Repensar el Guernica”, una nueva forma de acercar al gran público esta obra, clave en su colección y en la historia del arte mundial. El premio a mejor ilustración fue para el trabajo del dúo Cachete Jack para el Ayuntamiento Madrid por “Sus derechos, nuestros deberes”, una campaña dedicada a los derechos de la infancia. La Editorial Santillana se alzó con el premio al mejor diseño gráfico por su libro “La fabulosa historia de la democracia”. Y el premio a mejor proyecto de fotografía fue para Nicolás Combarro por la película documental “La línea de sombra” sobre Alberto García-Alix. La última categoría de la rama Visual, “Mejor proyecto audiovisual”, ha recaído en Utopicum, por su trabajo para Pepe Jeans, “this is not a shoe”.

 

El IED Madrid es un Centro Privado de Enseñanzas Artísticas Superiores de Diseño que pertenece al Grupo IED, un network internacional de educación en Diseño y Management que nace en Italia en 1966 y hoy cuenta con once sedes repartidas entre Italia, España y Brasil. El IED Madrid comienza su actividad en 1994, y actualmente cuenta con tres sedes en la ciudad, habiéndose convertido no sólo en un importante centro de enseñanza del diseño sino en un agente cultural clave de la ciudad, organizando multitud de actividades mensuales abiertas al público y gratuitas, dedicadas a poner en relevancia el valor del diseño en la sociedad, como son exposiciones, actividades, talleres y charlas.

Más información en www.iedesignawards.com


¡Lanzamos nuevo Toolkit!

Por Beatriz Alonso

El 2018 ha sido un año de cambios y evolución en Design for Change España. Y debemos habernos portado muy bien, porque los Reyes Magos nos han traído un estupendo regalo: ¡el nuevo Toolkit!

Esta guía para facilitar proyectos forma parte del marco pedagógico DFC, en el cual se pueden integrar otras metodologías y adaptarlo la programación del aula, ya que se trata de una estructura que provee de herramientas para seguir un proceso definido inspirado en el Design Thinking. Así, se desarrolla un modelo duradero basado en el I CAN: eI CAN Mindset (Mentalidad I CAN).

En este recién estrenado 2019, el objetivo de Design for Change España sigue siendo evolucionar la educación. Tan interiorizado está que, para ser coherentes, todo el equipo aplica la máxima “evolucionar” cada día en el propio marco de trabajo.

¿Cómo hemos materializado esta “evolución” en DFC España?

  • Concretando el marco pedagógico DFC: clarificando la misión, la visión, los objetivos y la filosofía.
  • Simplificando
  • Remodelando la web de arriba abajo: rediseñando la imagen, reorganizando la navegación, actualizando los contenidos…
  • Cambiando los iconos de las fases de la metodología DFC, para alinearnos con Design for Change Global.
  • Organizando las temáticas de los proyectos DFC en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

Dentro de esta dinámica para enriquecer la innovación educativa y el emprendimiento social, era necesario aportar una herramienta evolucionada: una guía para facilitar proyectos renovada en cuanto a diseño, imagen y algunos contenidos.

¿Para qué es importante solicitar el nuevo Toolkit?

  • Para que toda la familia DFC que emprende proyectos utilice la misma guía, con los mismos conceptos y los mismos iconos de las fases DFC.
  • Para caminar en consonancia hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, con los que ya se está tratando de cambiar el mundo. Con DFC, los niños y niñas, no es que puedan cambiar el mundo, es que están cambiando el mundo. No podemos olvidar el potencial que ofrecen los más jóvenes.

Con este nuevo Toolkit, te animamos a empezar o seguir emprendiendo proyectos DFC con niños, niñas y jóvenes. Hasta 2018, hemos recibido más de 650 proyectos en los que han participado más de 25.000 protagonistas del cambio, gracias a más de 1.400 educadores y educadoras de cientos de organizaciones. En DFC nos centramos en el proceso, no en el resultado; y, sin embargo, ofrecemos verdaderos resultados demostrables que no solo tienen repercusión en niños y niñas, sino en todo su entorno y en las personas que se relacionan en él. En el Reto I CAN 2018, las temáticas más presentes en los proyectos han estado relacionadas con el ODS 3: Salud y bienestar; y el ODS 4: Educación de calidad; seguidas por el ODS 13: Acción por el clima; ODS 10: Reducción de las desigualdades; y ODS 5: Igualdad de género; entre otros. Y es que solo necesitan una oportunidad para cambiar el mundo 😉

Descárgate el nuevo Toolkit sin ningún coste y emprende la aventura de participar en el Reto I CAN 2019. Además, si facilitas un proyecto (o más) y envías vuestra candidatura antes del 29 de abril, entrarás en el proceso de selección del ¡Yo Puedo! para formar parte de la Delegación DFC España que viajará a Roma en noviembre para vivir la experiencia del mayor Encuentro Internacional de Jóvenes en torno a DFC de la historia.

En DFC España estamos a tu disposición para acompañarte en el maravilloso proceso de facilitar proyectos DFC. Además, puedes seguir explorando, experimentando o profundizando en la metodología DFC apuntándote a nuestras formaciones. Ya lo sabes: “La educación es tuya ¡evoluciónala! ¿Hasta dónde quieres llegar para empoderarles?


Jorge Serrano: "La primera necesidad es poner las relaciones antes que los resultados"

Foto: Samuel Bregolin

¡Nueva temporada de entrevistas #BetterTogetherEducacion! Nuevas sinergias, nuevas preguntas, nuevas ideas y miradas…

Por Beatriz Alonso

Comenzamos el 2019 con Jorge Serrano, presidente y co fundador de la Fundación Inspira Educación. Formador en innovación y emprendimiento, experto en liderazgo del aprendizaje. Doctor en Ciencias Físicas e investigador, además de Coach certificado CPCC y Máster Internacional en Liderazgo. Profesor en la Universidad Yachay Tech en Ecuador.

P: ¡Feliz Año! ¿Cuáles son vuestros buenos propósitos para el 2019 en Fundación Inspira Educación?

R: Para empezar, hemos recibido un estupendo regalo: ¡por fin está registrada la Fundación! Ya existimos oficialmente y podemos empezar campañas de difusión, recogida de fondos… Y, además, continuar con lo que hemos estado haciendo, a partir de nuestros cinco ejes de actuación, donde los niños son los protagonistas del aprendizaje, y pilotarlo en la escuela que vamos construir. Iniciaremos el curso 2019-2020 con este proyecto, concretando logística y convocando a las familias. Es un sueño que llevamos tiempo alimentando con mucha ilusión.

Por otra parte, este es nuestro año de la profesionalización. Por ejemplo, vamos a fomentar y expandir los talleres vivenciales que ofrecemos en diversas áreas. Otro de nuestros ejes consiste en crear un centro de investigación para el desarrollo humano, estableciendo alianzas en diferentes ámbitos para tejer una red a nivel virtual que facilite el traspaso de competencias; que fomente compartir la información; y que permita sostener y dar apoyo a los docentes que se atreven a innovar y evolucionar.

P: Viendo vuestro recorrido, parece una aventura apasionante, ¿nos regalas una sinopsis para que, quienes no os conocen, vayan “a ver la película”?

R: Creemos que es necesaria una transformación hacia un mundo más humano, y el lugar donde la podemos activar con naturalidad es la educación. Cambiar la mirada hacia la comunidad es fundamental, porque las organizaciones educativas son centros comunitarios, y esas relaciones deben ponerse en primer plano, desde la comprensión, la compasión y el diálogo para la transformación social.

P: Si yo te digo: “La educación es tuya ¡evoluciónala!, ¿qué me contestas?

R: Que en eso estamos: como padres y madres, como docentes… Yo he sido docente de universidad y he visto cosas que funcionaban mejor que otras para desarrollar capacidades, con diferentes miradas y técnicas.

En la Fundación Inspira Educación tenemos un proyecto basado en talleres con familias, porque creemos que es muy importante. El reto somos los padres y las madres, los peques se adaptan mejor; pero nosotros tenemos miedos porque hemos vivido una educación distinta y no se nos ha dado un “carné” de padre o madre. Construir una mirada como familia requiere superar patrones.

P: Conectando con esta mirada, ¿qué significa para ti #BetterTogetherEducacion?

R: Ir de la mano por elección consciente. Uno más uno, es mucho más que dos. Se crean unos recursos y sinergias que van más allá de lo individual. Es un sueño poder ir de la mano profesionales de la educación, peques, familias, administración, profesionales de apoyo… Formar una malla bien tejida y hacerla más visible.

P: En el espacio de estas sinergias, ¿cómo se encuentran en el camino Jorge Serrano y Design for Change España?

R: A mí me habéis enamorado dándome la oportunidad de participar en el I CAN Weekend, que me sirvió para ver la mirada de los niños y de los profes sobre lo que hace falta para evolucionar la educación. Y también en la Gala I CAN, que fue magnífica. Trabajando juntos esos días, nos dimos cuenta de que somos capaces de hacer mucho más, y de que los niños pueden cambiar muchas más cosas de lo que se cree. De esta experiencia surge que vengáis a Barcelona a facilitar un Taller I CAN el día 22.

P: ¿Qué es para ti Design for Change (DFC)? ¿Qué aportación crees que marca la diferencia con otras organizaciones?

R: Entré en contacto con DFC a través Kiran Bir Sethi, la fundadora. Según vi su presentación en Dubái, fui directo a hablar con ella, porque el proceso de empoderamiento me fascinó. A partir de una estructura simple, los niños son conscientes de que pueden liderar su comunidad. Por ser niños, tienen unas capacidades diferentes.

Lo que diferencia a DFC es que creéis en ello: contagiáis alegría y sois grandes profesionales. Por ejemplo, en el I CAN Weekend, lograsteis sacar información muy valiosa en muy poquito tiempo, y esto es básico para evolucionar la educación.

Es importante hacer un cambio y ya hay movimiento en España. La cuestión es: ¿cuál es la mirada? El lugar desde donde trabaja DFC conecta con Fundación Inspira Educación: entusiasmo y amor, creando los espacios para que los recursos se manifiesten.

P: Y desde Fundación Inspira Educación, ¿con qué otras organizaciones establecéis sinergias?

R: Universidades para la parte de investigación y formación al profesorado, para dotarles de vivencias que les permitan sentir y experimentar qué es una educación diferente, para ayudarlos y acompañarlos en la transición que ya está en marcha. Trabajamos desde la humildad, y todavía estamos conociendo a las demás organizaciones con las que podríamos aportarnos mutuamente, como hacemos con DFC.

P: ¿Cuáles son los inconvenientes que os encontráis en el día a día?

R: La dedicación de tiempo. Cada uno de nosotros tiene otros proyectos de vida y profesionales de los que ocuparse, siempre enlazados con la educación. Ahora que ya somos fundación, podremos recibir los recursos que necesitamos para dedicarnos a tiempo completo y así llegar a más gente y contar con más manos.

P: ¿Cuál es la necesidad número uno ahora mismo en Educación?

R: Facilitar un proceso con padres, madres, peques, profes, administración pública… para discernir entre todos los retos y definir cuál es el orden de prioridades.

Para mí, la primera necesidad es poner las relaciones antes que los resultados. Si las relaciones son buenas, los resultados son buenos. La facilidad con la que hacemos el cambio depende de las relaciones que tenemos. Por ejemplo, podemos dedicar más tiempo a nutrir las relaciones con eventos dentro de la comunidad educativa, diseñándolos desde un lugar que aporten valor; que no sean despliegues de competitividad, sino de celebración. El mismo evento, desde una mirada distinta, tiene un efecto muy positivo que repercute en la felicidad con la que con los niños y los docentes van al centro. Hay grandes posibilidades de mejora.

P: Y ya casi para terminar, ¿podrías contarnos alguna de tus experiencias más emotivas?

R: Es la experiencia que me motivó a buscar un cambio de mirada, que me inspiró para relacionarme con mi hija y me llevó a formar parte de Fundación Inspira Educación. Todo empezó con un libro, Libertad y límites. Amor y respeto: Lo que los niños necesitan de nosotros, de Rebeca Wild. Acababa de fallecer la madre de mi hija, que tenía dos años, y mi relación con ella podía mejorarse. Una amiga me regaló el libro y pensé: “Esto no se enseña en ningún sitio”. Me inspiró tanto que me fui a Ecuador a conocer a la autora. Allí me formé con Rebeca y Mauricio Wild, y allí nos encontramos los fundadores de Fundación Inspira Educación. Al finalizar, nos hicieron una pregunta: “¿Qué vais a hacer con todo esto? Porque si no hacéis nada, habréis perdido el tiempo”. Dejé mi trabajo como investigador y emprendí el camino de la educación.


Una innovación más humana en educación

Columna de opinión, por David de Miguel (Co fundador de INNEDU)

Acaba un año muy activo en materia de eventos educativos. Se celebraron concretamente 31 eventos en nuestro país, muchos de componente internacional, lo que nos posiciona como un referente en la innovación educativa.

Los centros educativos y los gigantes tecnológicos han comprendido desde hace bastante tiempo que deben unir sus innovaciones al aprendizaje, que la tecnología puede contribuir a cerrar los grandes gaps que persisten hoy en los procesos de enseñanza. En ese sentido, percibimos por ejemplo que el movimiento maker está ya asentado en la mayoría de las aulas en los colegios de nuestro país y que es entendido por alumnos y alumnas como parte natural de su proceso de aprendizaje, provocando a su vez que la desconexión entre el aula y el hogar (donde niños y jóvenes usan en su cotidianeidad los dispositivos tecnológicos) sea cada vez menor.

También vimos cómo las instituciones educativas en todos sus niveles, han tenido que readaptar su manera de enseñar para asumir este reto tecnológico. Cada vez más nos alejamos –por suerte– de la clase de tiza y pizarra; y cada vez el alumno toma una posición de centro que le hace adaptar el proceso de enseñanza a sus ritmos y a su evolución.

Ese cambio digital, aunque lento, también ha manifestado sus avances en el campo docente: no sólo son las aulas las que han cambiado para acoger y adaptarse a la infraestructura tecnológica; los docentes también lo han hecho, a través de metodologías innovadoras que captan la atención del alumno, parte de una generación que “tanta mala prensa tiene” a la hora de atender en la clase o captar la atención de lo que el docente está enseñando. Prueba de esas innovaciones docentes, han sido los finalistas de las últimas ediciones del Global Teacher Prize, donde siempre hay docentes españoles, muchos de instituciones educativas pequeñas, pero con un impacto tremendamente multiplicativo si contamos con profesores que se esmeran por poner al alumno en el centro del proceso de aprendizaje. 

Hasta ahí todo bien, en la lógica de ver el vaso medio lleno en lo que a innovación tecnológica y educativa en nuestro país se refiere. Sin embargo, creemos que falta un escalafón más, para que el proceso sea completamente motivador y siga creciendo. Creemos que falta desarrollar más el componente humano. Ya lo comentaban los expertos en educación disruptiva que nos visitaron hace pocos meses en el South Summit celebrado en Madrid: la humanización de la tecnología es imprescindible si queremos ver efectos positivos en el aprendizaje. En nuestra última encuesta sobre el proceso de transformación digital docente, un 56% de los docentes entrevistados confesaron su temor porque en 10 años fueran sustituidos por robots. Esto lo comentaron docentes en España, por lo que la inquietud está mucho más cerca de lo que pensamos.

La tecnología, debe ser un apoyo para el ser humano, sujeto educador, pero de ninguna manera puede sustituirlo. El proceso educativo es social y humano. Es un proceso que trasciende el acto de lo automático, para elevarse a niveles donde la educación, la formación de valores (como elementos esencialmente humanos) se configuran en las personas como resultado del proceso educativo.

En INNEDU, el Instituto de Innovación en Negocios Educativos, así lo entendemos. Es por eso que, en todos nuestros procesos, tanto en la transformación digital como en el marketing y ventas educativos, ponemos la pasión y el factor humano siempre en primera línea. Porque es lo realmente puede marcar la diferencia en nuestros objetivos. Tanto es así, que hemos apostado por la pasión o, mejor dicho, la #Edupasión, en toda nuestra oferta de servicios. Porque creemos que el factor humano tiene mucho que aportar en esta carrera tecnológica. Te invitamos a contagiarte de #Edupasión. Verás “con otras gafas” la realidad del mundo de la innovación tecnológica, del que eres y debes ser sujeto activo si te dedicas a la educación.