Cuando hay que dejar pasar un sueño… para que otro brille

CARTA DEL PRESIDENTE

Por Miguel Luengo

Los porqués del fin de la Caravana del Cambio y el enfoque total hacia el Encuentro ¡Yo Puedo! Design for Change en estado puro: aprendizajes

Para un Despertador de Sueños, hablar de sueños es una cosa muy seria. La Caravana del Cambio empezó a gestarse hace más de un año, cuando supimos que el encuentro internacional anual de Design for Change (DFC) del 2019 tendría lugar en el Vaticano. Desde DFC España identificamos la necesidad de aprovechar este Encuentro ¡Yo Puedo! (desde DFC Global se ha llamado I CAN Children’s Global Summit) para crear una historia que nos ayudase a contar cómo en DFC España entendemos la educación. Así, creamos la Caravana del Cambio, que nos permitió ilusionarnos con la idea de vivir un encuentro increíble en Roma y, además, aprovechar el trayecto hasta allí para materializar nuestro ideal de educación a través de la experiencia de vida compartida con 100 jóvenes y 25 educadores/as.

El sueño de la Caravana fue evolucionando y planificamos un gran proyecto que pudiese atraer la atención de las grandes organizaciones patrocinadoras y que lograse un gran impacto mediático. La idea fue bien recibida, aunque, en el momento de concretar acuerdos para financiarla, no se terminaron de cerrar en su gran mayoría. Todo el equipo DFC España al completo hemos luchado hasta no poder más: llamando a todas las puertas a las que teníamos acceso y a las que no, imaginando nuevos enfoques y mensajes y… el resultado no cambió. Involucramos a los centros participantes y a todos nuestros círculos en la búsqueda de los recursos necesarios para hacer que el sueño se hiciese realidad y… tampoco fue suficiente. En ese instante, reflexionamos una vez más y llegamos a la conclusión de que no era el momento de que la Caravana del Cambio se cristalizase tal y como la habíamos soñado.

Así que nos encaminamos hacia una Caravana del Cambio igual de atractiva y con el mismo sentido, aunque mucho más modesta. Como todo sueño, necesitaba una fecha en la que revisar si era factible o no, porque este sueño se sueña con 100 jóvenes y 25 educadores que estaban pendientes de conocer la forma final que tendría.

Esta revisión se llevó a cabo la segunda semana de octubre, para tener el tiempo suficiente de reacción y gestión para abordar un nuevo posible enfoque. El día anterior a tomar la decisión, yo tenía claro –porque este artículo está escrito desde la perspectiva personal de cómo he vivido el proceso–, que había que seguir apostando por la Caravana, que nos costaría lograr encontrar los fondos para hacerlo realidad, si bien que lo lograríamos. A pesar de ello, me conecté con algunas de las premisas de DFC:

  • Lo importante no es la idea de una persona, sino la que se genera en el grupo.
  • Si preguntas, tienes que estar dispuesto a escuchar la contestación, en caso contrario… no preguntes.

Así, afronté la reunión con el equipo DFC España para evaluar la decisión, y me encontré con una realidad que me costaba asumir. El sueño de la Caravana del Cambio había llegado a su fin: el nivel de estrés del equipo y el grado de incertidumbre de los destinatarios finales, los 100 jóvenes y los 25 educadores, no justificaba seguir luchando por ese sueño.

Fue un momento duro de digerir. Renunciar a un sueño desde luego no es fácil; si bien se sobrelleva cuando eres consciente de lo importante:

  • Los niños, niñas y jóvenes no son el futuro son el presente, y tenemos que escucharlos.
  • Las personas son más importantes que los proyectos.

De esta manera, todo es mucho más fácil. Veo cómo dejando pasar este sueño por el momento (quién sabe qué podremos hacer en el futuro), nos centramos en que otro sueño brille con más fuerza: el Encuentro ¡Yo Puedo! en Roma.

¿Y los aprendizajes? Son muchos. Aunque si tuviera que destacar uno, sería la importancia de revisar y contrastar cómo de conectado está el sueño con aquello que es lo importante.

Y esta es la historia de cómo un sueño, la Caravana del Cambio, da paso a otro sueño, que siempre ha estado ahí, y que permitirá que los 100 jóvenes y los 25 educadores/as se unan a los 2.000 jóvenes de 40 países en Roma. Allí, se pondrá de manifiesto no solo el potencial que tienen cuando se les da la oportunidad, sino las soluciones que logran cuando les dejamos hacer.

Un buen amigo me decía: “En ocasiones, hay que dejar pasar la belleza”. Sí, la Caravana del Cambio era un sueño bello que ha sido muy estimulante (y también extenuante) mientras ha durado. Ahora, da paso a un sueño que siempre ha estado ahí y que dará visibilidad a nuestra máxima: “Los niños, niñas y jóvenes no son el futuro, son el presente”. Para ello, seguimos necesitando ayuda (si quieres apoyar a la Delegación DFC España, pincha aquí), porque un sueño compartido es siempre más mejor.

Por supuesto, no podría terminar de otra forma que con un gran agradecimiento a todas las personas que, de una u otro forma, han hecho y hacen posible que los sueños sigan vivos.

 

Miguel Luengo

Presidente de Design for Change España

Nuria Alonso: “Design for Change es muy importante, por la labor de formación que hace con los docentes”

Entrevista a Nuria Alonso, directora de Fundación Cepa González Díez de León, patrocinadora de la Caravana del Cambio que llevará a la Delegación DFC España hasta Roma para que los 100 jóvenes que la integran presenten sus proyectos con los que ya han mejorado su entorno. Además, como reconocimiento a su labor como agentes de cambio de sus comunidades, el día 30 de noviembre serán recibidos por el Papa Francisco.

Por Beatriz Alonso

Pregunta: Uno de los 25 proyectos de la Caravana del Cambio, Ellos nos dieron la vida y nos cuidaron”, viene de un colegio de León, el Divina Pastora, ¿qué puedes destacar de este proyecto?

Respuesta: Los fundadores de nuestra organización iniciaron su labor filantrópica en León financiando una residencia de la tercera edad, así que me gusta mucho que los jóvenes de Pastorinas hayan tenido en cuenta a las personas mayores, porque es un colectivo que, si tú no vas a los centros, desaparece de tu visión habitual. Que su proyecto se haya dirigido a personas que están en la última etapa de su vida me parece muy importante.

P: ¿Qué te parece la Caravana del Cambio? ¿Qué destacarías de la iniciativa? ¿Qué os ha motivado a patrocinarla?

R: Me parece súper divertido. Desde el punto de vista de adulta, es una experiencia que te da la oportunidad de volver a la época escolar, que te permite conectar con los jóvenes. Y con esta conexión, a lo largo del camino se irá formando la Delegación DFC España. A través de la comunicación se irán creando vínculos.

Personalmente, estoy deseando ir al Encuentro ¡Yo Puedo! en Roma. Me produce mucha curiosidad ver cómo son los proyectos que se han emprendido con la metodología, qué se les habrá ocurrido para mejorar su entorno; ver cómo interactúan jóvenes de orígenes tan diversos [40 países]; en definitiva, ver cómo disfrutan de la experiencia. Es muy interesante darse cuenta de qué cosas ven que se pueden cambiar, que para nuestros ojos de adultos pasan desapercibidas. Cómo proyectan esa posibilidad de cambio me parece muy interesante. Además, al reunirse más de 2.000 jóvenes en Roma, podremos ver qué tienen en común proyectos de lugares muy distintos, las diferencias según el grado de desarrollo del país… Es muy enriquecedor conocer a personas de otros países, te abre la mente. Aprendes mucho de todo lo que aportan.

Al final, compartir con jóvenes es muy entrañable. Cuando estás con ellos, te liberas de encorsetamientos que has ido adquiriendo, te colocas los ojos de tus 15 años teniendo en la retaguardia la experiencia.

Además, van a conocer la historia de Roma. Es un marco estupendo. Y poder ver al Papa, es un regalo. Juan pablo II pudo movilizar a mucha juventud y esa es la clave: los jóvenes son los que pueden cambiar el mundo: tienen la energía y las ganas.

P: ¿Cómo conociste Design for Change?

Cuando Mónica Cantón de Celis, actual CEO de Design for Change Global, se puso en contacto conmigo en 2013. En ese momento estábamos empezando con la Fundación, y nos propuso realizar un LAB I CAN [Formación de 12 horas en la metodología DFC]. Nos pareció súper innovador. Lo pusimos en marcha y fue fantástico. Creo mucho en el proyecto. Vimos que en México estaba implantado en 250.000 escuelas y eso es un gran aval. Soy una convencida de que la educación es lo que mueve el mundo, y hay que darles a los chicos la confianza de que ellos pueden hacer las cosas, a través de una guía adulta para lo que sea necesario. Una buena educación es la clave.

En la Fundación, cuando hacemos las propuestas al patronato, incluimos Design for Change. Nos parece que es súper importante. Por ejemplo, trabajamos con la Universidad de León para facilitar los estudios de los jóvenes que tienen dificultades económicas, ese es uno de nuestros pilares: favorecer la educación. Me acuerdo de un chico que era de un pueblo pequeñísimo y no podía hacer frente al coste de sus estudios; y recuerdo cómo lloraba de alegría su madre cuando defendió su tesis doctoral. Son experiencias increíbles.

La Fundación CEPA nace a causa de los problemas económicos que surgen con la crisis de 2008, cuando muchas familias no pueden pagar las matriculas de la universidad. Por un lado, mantenemos ayudas de emergencia social, con ONG como Caritas; y luego está la parte educativa, donde por ejemplo entra Design for Change. Hay muchas necesidades y pocos recursos, así que intentamos colaborar entre organizaciones.

Pregunta: La Fundación CEPA “tiene por objetivo y misión la ayuda, realización y promoción de actividades de carácter asistencial, cultural, educativo y social con el fin de impulsar el desarrollo humano, personal, cultural e intelectual de las personas, especialmente de las más necesitadas, así como favorecer sin exclusividad, el desarrollo económico y social de la zona”, ¿Puedes contarnos algún ejemplo concreto sobre vuestra labor?

Respuesta: Por ejemplo, me emociona el Programa “Becas USA”, porque nos llevamos a Estados Unidos a jóvenes que, en muchas ocasiones, no han salido de su pueblo, y la experiencia que viven les permite poder competir con gente que ha tenido otras oportunidades económicas. Es un regalo para ellos vivir un año esta experiencia.

O el Programa con la Fundación Juan Soñador, de carácter más práctico, para la formación de los jóvenes en cursos de camarero y de cocina. Me emocionan particularmente las palabras de un chico que hablaba sobre el programa porque refleja muy bien nuestra labor. (ver aquí)

P: ¿Qué destacarías de la metodología DFC que no aportan otras metodologías innovadoras?

R: Design for Change es pedagogía para que los jóvenes entiendan que pueden mejorar su entorno, así que hay que ayudarles a conseguirlo. Aprenden a trabajar en equipo, a mirar con los ojos de otras personas, a enriquecerse con el proceso… Es un gran aprendizaje para su vida en el futuro. Si la trabajas esas competencias desde niño, es más fácil llegar a la adultez con ellas integradas. Y se las van a exigir en el mundo laboral.

P: “Los niños no son el futuro, son el presente”, ¿qué te sugiere?

R: Tú no puedes trabajar en el futuro, tienes que trabajar en el presente. Si quieres tener un futuro, tienes que trabajar el presente. Tienes que empezar emprendiendo este tipo de iniciativas, para que cuando el futuro llegue, ya hayas recorrido parte del camino. Se tiene que trabajar para que desarrollen estas capacidades, y con sus proyectos DFC se ponen sus propios objetivos y se motivan. Así serán adultos motivados y con ambición para ponerse retos. La autoestima es básica. Si crees que eres capaz, lo eres. Tienes que saber dónde ir, saber que puedes llegar y lidiar con las dificultades que aparecerán, porque DFC te da las herramientas para enfrentarte a retos.

Y, además, los docentes que les guían son referentes para los niños. Son fundamentales. Todo el mundo recuerda a un profesor. Si son personas comprometidas, los niños lo perciben y todo es más fácil. Hay que darles la oportunidad a los jóvenes. Es fundamental. Por eso DFC es muy importante, por la labor de formación que hace con los docentes.

 

¡Mil gracias a Nuria Alonso y la Fundación CEPA por impulsar DFC y patrocinar la Caravana del Cambio!

¿Quieres apoyar la Caravana del Cambio como ya ha hecho Fundación CEPA? Entra en: https://www.dfcspain.org/donations/apoya_la_caravana/

Y si quieres más información, visita la web: https://www.dfcspain.org/yo_puedo/

Manuela, Pablo, Ainara y Diego, representantes del Colegio Nazaret Los Realejos de Tenerife, que forman parte de la Caravana del Cambio, entrevistan a sus profes Monste y Fran, y les preguntan sobre el proyecto que ellos y ellas han liderado y con el que han conseguido mejorar su entorno e impulsar el ODS 5: Igualdad de género. Si quieres saber más sobre su proyecto “Mi ejemplo eres tú”, pincha aquí.

Y si quieres apoyar a los protagonistas de la #CaravanaDelCambioDFC, entra en https://www.dfcspain.org/donations/apoya_la_caravana/ y descubre cómo puedes ayudarles a llegar hasta Roma.

¡Arrancamos contigo!

 

Si quieres apoyar a los protagonistas de la Caravana del Cambio en la difusión de sus proyectos, descarga la Nota de Prensa Previa Caravana del Cambio Septiembre 2019 aquí y compártela. Además, entra en https://www.dfcspain.org/donations/apoya_la_caravana/ para descubrir cómo puedes ayudarles a llegar hasta Roma.

Desde DFC España, queremos agradecer de corazón a todas las maravillosas personas que están apoyando la iniciativa, su implicación en el proyecto, en especial a Fundación Edelvives, y Fundación CEPA por su aporte como patrocinadores de la #CaravanaDelCambioDFC.

 

 

Fotografía: Proyecto KOAN

Este libro está pensado para que aprendas lo importante que eres para ti mismo, para los que te rodean y para el mundo donde vives y para que te des cuenta de que tienes el poder de proporcionar bienestar a ti y a los demás”.

Así se presenta el libro de texto “Educación para la Ciudadanía”, editado por Edelvives, y escrito por Proyecto KOAN. Y es que, con esta guía, sus creadores quieren darle la oportunidad a los niños y niñas de 5º de primaria de Andalucía de cambiar el mundo poniendo en práctica sus propias ideas, a la vez que desarrollan sus capacidades. ¿Cómo hacerlo?

Por primera vez en España, la metodología Design for Change (DFC) se incluye en un libro de texto. Al final de cada trimestre y guiado por su profe, el alumnado emprenderá un proyecto DFC con el que mejorará su comunidad: durante la fase Siente, los niños y niñas identificarán posibles focos de acción a partir de situaciones de su entorno que les gustaría que sucediesen de otra manera, señalarán lo qué les indigna, les preocupa o les inquieta, compartirán lo que saben sobre el tema, agruparán las piezas de información a través del diálogo, elegirán un foco sobre el que actuar de manera conjunta e investigarán para ganar en comprensión sobre el foco de acción. Después comenzarán la fase Imagina: propondrán ideas para solucionar las situaciones analizadas en la etapa anterior y se prepararán para ponerlas en práctica, a partir de la realización de un prototipo y la elaboración de un plan de acción. Justo entonces empezarán la fase Actúa, donde ejecutarán el plan de acción para que las propuestas se lleven a la práctica. Así es como se consigue un cambio real en el mundo y en la persona. Decir “hay que” no empodera; “hacer” sí. Y para no pasar de un proyecto a otro sin detenerse en lo aprendido, entrarán de lleno en la fase Evolúa (Evaluación + Evolución): es el momento para reflexionar sobre la experiencia vivida y plantear posibles acciones futuras. Y una vez terminado el proyecto, ¡llegará la hora de contárselo al mundo en la fase Comparte! El o la profe invitará al alumnado a contar sus proyectos y su vivencia a otras personas; y además se ocupará de compartirlo en la plataforma internacional de DFC donde están todos los proyectos que se han hecho en todo el mundo.

¿Y por qué es importante compartir el proyecto? Porque así se muestra lo que ha funcionado bien y qué se podría mejorar, proceso que se traduce en una parte fundamental del aprendizaje. Además, se pone en valor que lo que han hecho es importante y que puede inspirar a otras personas para que también lleven a cabo un cambio real en su entorno.

Según explican los autores del libro, “para facilitar la aplicación de lo aprendido a la realidad, el libro cuenta con una estructura adaptada a la innovadora metodología Design for Change cuya filosofía tiene presente que “niños, niñas y adolescentes no son el futuro, son el presente, y pueden cambiar el mundo, sólo necesitan una oportunidad”. El objetivo del libro es que cada uno de estos niños, niñas y jóvenes sientan el ¡Yo puedo! dentro de sí y se lo demuestren al mundo. (…) Lo revolucionario de esta guía es que no sólo es útil para esta asignatura sino que también se puede aplicar de forma transversal al resto de asignaturas, proporcionando al docente una estrategia eficaz para facilitar su labor educativa”.

Para más información, visita la página de Proyecto KOAN 😉

Y si eres profe y quieres formarte en Design for Change, descárgate aquí nuestros Servicios para el Cambio y visita nuestro apartado Próximos Eventos en la web.

¡Mil gracias a Edelvives, Fundación Edelvives, Proyecto KOAN; y a todos los profesores y profesoras que hacen proyectos, por confiar en la metodología Design for Change!

 

 

 

 

Llega septiembre y con la #VueltaAlCole… ¡hay que renovar armario y material escolar! ¡Comienza el curso 2019-2020 con mensajes inspiradores!

Desde DFC España te invitamos a darte un paseo por nuestra Tienda Online. Podrás encontrar: camisetas; fundas y vinilos para portátil, iPad y móvil; cuadernos de espiral; bolsas de tela; bolsos de mano; pegatinas; ¡y mucho más!

Lo mejor de todo es que los artículos que puedes encontrar en la Tienda Online son 100% Design for Change. ¡Comparte e inspira con mensajes por la innovación educativa y el emprendimiento social para conseguir una educación de calidad (ODS 4)!

¿Cuáles son los mensajes?

  • Niños y niñas tienen derecho a cambiar el mundo
  • ¡Yo Puedo!
  • Portarse bien no es estar en silencio
  • No soy el futuro, soy el presente
  • La educación es tuya ¡evoluciónala!
  • Niños y niñas son el presente
  • Be the change
  • Deja de mentir: niños y niñas son el presente

¿Estás de acuerdo? ¿Te has inspirado? Pincha aquí y lleva DFC a tu entorno para inspirar a cuantas más personas, mejor 😉

 

 

 

 

 

Llega la vuelta al cole y… ¿buscas nuevas metas? ¿Cuentas con las herramientas para enfrentarte a los retos del curso 2019-2020? Todo desafío supone un aprendizaje: ¡Atrévete a probar la innovadora metodología DFC inspirada en el Design Thinking y desarrolla tu actitud emprendedora y la de tu alumnado!

Los niños, niñas y jóvenes no son el futuro, son el presente; y tenemos que escucharlos

Como parte de nuestra misión para evolucionar la realidad educativa, te presentamos nuestros Servicios para el Cambio: formaciones bonificables donde ofrecemos herramientas innovadoras para enfrentarse a retos. El proceso DFC es un marco pedagógico donde se pueden integrar otras metodologías. Las personas que reciben la formación lo aplican y adaptan según sus necesidades. En Design for Change nos centramos en el proceso, no en el resultado; sin embargo, ofrecemos verdaderos resultados demostrables que no solo tienen repercusión en quienes siguen el proceso, sino en todo el entorno y en las personas que se relacionan en él.

Durante el proceso DFC, y siempre en grupo, cada niño, niña o joven siente qué le preocupa de su entorno y, mediante la puesta en común de información y el debate, elige un foco de acción común; imagina soluciones, las prototipa y elabora un plan de acción conjunto; actúa poniéndolo en práctica y lleva a cabo un cambio real en su entorno; reflexiona sobre lo aprendido y evolúa (evaluación + evolución); finalmente, lo comparte con el mundo para inspirar a otras personas con el espíritu del ¡Yo Puedo! A través del proceso, se desarrollan las competencias del siglo XXI: empatía, creatividad, trabajo en equipo, pensamiento crítico y liderazgo compartido.

Esperamos haber despertado tu curiosidad y te invitamos a descubrir nuestros Servicios para el Cambio aquí y contactarnos en spain@dfcworld.com para organizar una formación bonificable en tu organización educativa.

En Design for Change España tenemos la certeza de que es necesario y posible evolucionar la educación: es un gran reto: ¿hasta dónde quieres llegar para empoderar al alumnado de tu centro? Porque si no eres tú; entonces, ¿quién? Y si no es ahora; entonces, ¿cuándo?

¡Únete a los más de 350 centros educativos que hacen proyectos Design for Change en España! Más de 1.650 docentes ya han implementado la metodología en su aula, ¿te atreves a probar?

Además de organizar una formación en tu centro, también puedes apuntarte a las que ya están en marcha en este enlace. Desde DFC España, te recomendamos especialmente:

  • Curso Design for Change organizado por Apfrato, el 13 y 14 de septiembre en Granada (SCAEM, Centro Profesional de Música). Más info e inscripciones aquí.

  • Curso Design for Change organizado por Fundación Edelvives y acreditado por la Universidad Cardenal Cisneros, en enero y febrero de 2020. Más info e inscripciones aquí.

Y para más información con testimonios reales después de las formaciones:

https://www.dfcspain.org/lab-i-can-en-valencia-me-burbujean-mil-ideas-para-aplicar/

https://www.dfcspain.org/que-hay-tras-un-lab-i-can-preguntamos-a-los-facilitadores/

https://www.dfcspain.org/con-la-metodologia-dfc-podemos-trabajar-contenido-curricular/

https://www.dfcspain.org/la-apuesta-dfc-espana-del-colegio-nuestra-senora-de-la-victoria-testimonios-de-sus-protagonistas/

Hace diez años, Kiran Bir Sethi decidió que haber contagiado con el espíritu I CAN (Yo Puedo) a los 200 niños y niñas de su colegio Riverside School no era suficiente, incluso que con los 30.000 de su región de la India tampoco, ni siquiera con los 100.000 de todos los rincones del país… Kiran sabe que “contagio” es una buena palabra. Por eso, en 2009 lanzó Design for Change al mundo entero a través de una Charla TED. Hoy, diez años después, el primer movimiento educativo global para cambiar el mundo, partiendo de las ideas de niños y niñas, está presente en más de 65 países. Definitivamente, “contagio” es una buena palabra.

Disfruta de la tremendamente inspiradora Charla TED de la fundadora de Design for Change, Kiran Bir Sethi, y descubre cómo darle la oportunidad a tu alumnado de empoderarse con el espíritu I CAN haciendo proyectos que mejoran su comunidad y les permiten desarrollar las competencias del siglo XXI: empatía, creatividad, trabajo en equipo, pensamiento crítico y liderazgo compartido; y a su vez mejorar su rendimiento escolar y convertirse en protagonistas del cambio.

¡Únete a la celebración del cambio y festeja el décimo aniversario de Design for Change implementando la metodología DFC en tu aula! Porque si no somos nosotros; entonces, ¿quién? Y si no es ahora; entonces, ¿cuándo?

Para empezar un proyecto DFC, visita la web, apúntate a nuestras formaciones, y descárgate la Guía para facilitar proyectos (también en inglés). Recuerda: los niños, niñas y jóvenes no son el futuro, son el presente; y tenemos que escucharlos.

La educación es tuya ¡evoluciónala!

 

¿Buscando regalos para ofrecer a la vuelta de vacaciones? ¡Regala inspiración!

Desde DFC España lanzamos la Tienda Online con el objetivo de inspirar con las palabras de DFC y compartir nuestros mensajes por la innovación educativa y el emprendimiento social para conseguir una educación de calidad (ODS 4).

¡Visítala pinchando aquí!

¿Qué mensajes puedes encontrar?

  • Niños y niñas tienen derecho a cambiar el mundo
  • ¡Yo Puedo!
  • Portarse bien no es estar en silencio
  • No soy el futuro, soy el presente
  • La educación es tuya ¡evoluciónala!
  • Niños y niñas son el presente
  • Be the change
  • Deja de mentir: niños y niñas son el presente

¿Qué puedes comprar en la Tienda Online de Design for Change España?

  • Camisetas (hombre, mujer, niños, niñas y bebés)
  • Fundas y vinilos para portátil
  • Fundas y vinilos para iPad
  • Fundas para móvil
  • Láminas
  • Tazas
  • Cojines
  • Relojes de pared
  • Cuadernos de espiral
  • Bolsas de tela
  • Bolsos de mano
  • Pegatinas

¿A qué esperas para empezar? Pincha aquí.

 

 

El Colegio Nuestra Señora de la Victoria de Antequera (Málaga), una de las 25 organizaciones educativas que forma parte de la Caravana del Cambio que irá a Roma para participar en el Encuentro ¡Yo Puedo!, y finalista de la Gala I CAN 2018, nos regala su experiencia emprendiendo el proyecto#Súmate. Planta cara al hambre en palabras de sus protagonistas. ¡Mil gracias por apostar por DFC y compartir vuestras vivencias para inspirar a otras personas con el I CAN!

DESIGN FOR CHANGE

El 7 de abril de 2016 el H. Juan Antonio Ojeda llamaba a las puertas de nuestro colegio en nombre de la Escuela de Magisterio Mª Inmaculada, para invitarnos a participar en un proyecto de Design for Change que llevarían a cabo los alumnos del grado de Maestro de Educación Infantil. Diría que ese día fue uno de esos que marcan un ritmo especial en el devenir de nuestro colegio. Providencialmente era una fecha especial de Madre Carmen, ¿no sería ella la que propiciaba este encuentro?

A partir de aquí, los profesores comenzamos a formarnos en la metodología que conlleva este movimiento mundial y a realizar proyectos que quieren provocar una transformación y un impacto en nuestra sociedad.

Parece que el Señor una vez más nos ha bendecido y al comienzo de este curso tuvimos la gran suerte de que uno de los proyectos presentados, Un recreo en Paz y Bien de los alumnos de 2º de Primaria, fuera finalista en la Gala I CAN que Design for Change España organiza cada año. Esta experiencia nos sirvió de trampolín para dar un paso más e inscribirnos en la Caravana del Cambio para poder participar en el Encuentro ¡Yo Puedo! que tendrá lugar en Roma el próximo mes de noviembre con 4.000 niños y niñas provenientes de 100 países de todo el mundo y en el que participará el Papa Francisco. Nuestro colegio ha sido seleccionado y cuatro alumnas vivirán este gran acontecimiento.

A continuación, compartimos la experiencia en la Gala I CAN de octubre de 2018 y del proyecto #Súmate. Planta cara al hambre que nos representará en Roma.

Hna. Carmen Mª Gómez Coronil

GALA I CAN

Fotografía de Samuel Bregolin

El pasado mes de septiembre, recién iniciado el curso, recibimos la noticia de que habíamos sido elegidos como uno de los 10 proyectos finalistas del Reto I CAN 2017-2018 para presentar nuestra historia de cambio, Un recreo en Paz y Bien, en la Gala I CAN 2018.

El 5 de octubre emprendimos nuestro viaje rumbo a Madrid muy ilusionadas y a la vez nerviosas porque comenzaba una aventura llena de sorpresas.

En el fin de semana nos reunimos catorce alumnos y ocho educadores de ocho centros diferentes (Valladolid, Salamanca, Santiago, Oviedo, Barcelona, Zaragoza, Madrid y Antequera).

Nos reunimos en el Impact Hub Madrid, un lugar mágico, un espacio abierto, donde las paredes eran cristales, un lugar que invitaba a la creatividad, al trabajo en equipo.

También se unieron a nosotros Jorge Serrano (Fundación Inspira Educación) y David Fernández (autor del documental Searching for Superman).

Tras escuchar a Miguel Luengo, presidente de Design for Change España, salimos a la calle a hacernos selfies con elementos muy peculiares: Un señor con bigote, un buceador, un sacerdote, montados en bicicleta… Estas y otras dinámicas nos ayudaron a conocernos un poquito mejor.

Posteriormente nos tuvimos que enfrentar a un reto que, para darle más emoción al tema, desconocíamos. Tanto alumnos como educadores nos enfrentamos al reto: La Educación es tuya, ¡evoluciónala!
Este reto nos explicó Miguel que formaría parte del proyecto europeo COMnPLAY SCIENCE (programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea) que pretende fomentar en Europa la comprensión en las nuevas formas de aprendizaje no formal en ciencias; gracias a la codificación, creación y juego.

El 8 de octubre tuvo lugar, en la Nave de Madrid, un lugar fascinante, la Gala I CAN.

Durante la Gala, alumnado y profesorado de los 10 proyectos finalistas, venidos de diferentes puntos de España, presentamos nuestras historias de cambio en torno al Tangram, un juego que pretendió hacernos entender la educación como “una oportunidad de cambiar el mundo como tú quieras”: El Tangram es como la vida, te da unas piezas y tú decides lo que haces con ellas, tú eliges cómo montarla, cómo ir encajando una a una las piezas que irán marcando tu camino; puedes seguir modelos, puedes inventar nuevas formas siguiendo tu propio instinto, puedes romper con todo y empezar de cero…

Los proyectos se englobaron en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, con lo que ya se está tratando de cambiar el mundo.

Nuestro proyecto estuvo incluido en el ODS 10: Reducción de las desigualdades.

La presentación de nuestro proyecto fue muy aplaudida por la forma tan original de solventar que fuéramos el único cole que lo defendía con dos alumnas, simulando una conexión con los otros compañeros que estaban en Antequera, y de esta forma todos los alumnos de la clase tuvieron su momento de protagonismo en la Gala.

Al final actuó Meredith O’Connor cantando su mensaje antibullying.

Ha sido muy motivadora esta experiencia porque te enriquece, te impulsa emocionalmente, te sientes comprendida y acompañada, conoces nuevas formas de pensar, descubres nuevas posibilidades para no encasillarte, y sobre todo descubres la cantidad de gente buena que hay, y muy motivada por cambiar la educación para mejorarla.

Los alumnos aprendieron que sí pueden, que son importantes, que el cambio es posible y que pueden impulsarlo. Se les veía felices, la convivencia maravillosa, y decían que se habían sentido escuchados y que por primera vez habían sentido que tienen poder para cambiar la educación.

Virtudes Tortosa Pérez

EXPERIENCIAS * #SÚMATE. PLANTA CARA AL HAMBRE

UN PROYECTO DE CORAZÓN

Viernes 1 de febrero.  Había llegado la hora de levantarme para ir al cole. Mientras desayunaba, me saltó en el Ipad una notificación de google calendar que decía: “Design for Change, proyecto contra el hambre: Siente, Imagina, Actúa, Evolúa y Comparte”. -¿Qué será esto?- Le pregunté a mi madre. Ella me respondió: “Ya lo verás, será algo muy grande”.

Cuando llegamos al colegio aquella mañana fuimos al aula de audiovisuales. Allí nos explicaron en qué iba a consistir el proyecto. El tema: “El Hambre en el mundo”.

Ahora me doy cuenta de que, en aquel pequeño instante, empezó una aventura que marcaría toda mi vida porque ha sido una experiencia inolvidable. Me ha enseñado a valorar, mucho más, todo lo que tenemos, a compartir ideas, a hablar con otros compañeros con los que nunca había hablado antes y, sobre todo, me ha enseñado a ver la realidad de muchas personas que pasan verdaderas necesidades. Gracias a nuestro proyecto hemos concienciado a los demás sobre lo que está ocurriendo en el mundo por culpa del hambre.

Durante este tiempo, hemos sentido inquietud cuando no sabíamos si la gente iba a colaborar o no. Hemos sentido tristeza al conocer todas las enfermedades que hay por causa del hambre. Hemos tenido miedo; o, mejor dicho, vergüenza por hablar en público, como cuando le explicamos nuestro proyecto al alcalde. Pero, sobre todo, hemos sentido “ALEGRÍA”. Alegría al ver a todos nuestros compañeros disfrutar y pasarlo bien:  cantando, bailando, llamando a la gente para colaborar… Alegría al saber que a muchas personas les ha encantado nuestro proyecto por las veces que le han dado “me gusta” y han compartido en Facebook, Twitter o Instagram y, sobre todo, alegría por todos los kilos de comida y donativos recaudados para ayudar a los demás. Ahora sentimos emoción y esperanza por las ganas de ir a Roma, al encuentro con el Papa, ya que a todos nos gustaría asistir.

Para mí ha sido una experiencia que me llevo, por siempre, en el corazón y nunca, nunca la olvidaré.

María Otero Cabrera, 3ºB ESO

WE CAN

I CAN. We CAN. Qué mejor empezar con la frase que nos ha acompañado, durante esta experiencia que, aunque creamos que no, una sonrisa puede cambiar el día de una persona. Ahora veo mi vida desde otra perspectiva, más humilde y sencilla.

Cada día, al comenzar el día, yendo hacia el colegio, me doy cuenta de lo afortunada que soy, pues… ¿por qué ellos y yo no? Todos tenemos el mismo derecho para vivir en condiciones óptimas. Pero solo Dios sabe el porqué. Pero todos podríamos aportar nuestro granito de arena, para formar nuestra propia playa. ¡Queremos unirnos en un solo corazón!

Alba Suárez Gutiérrez, 2ºB de ESO

CRECER

Este tipo de proyectos te revela un mundo nuevo en el que ya vivías, pero empiezas a verlo de forma diferente.  Es sorprendente darse cuenta de que este problema, el hambre, siempre ha estado y seguirá estando, pero… ¿no es acaso más sorprendente aún que unos niños consigan una tonelada de alimentos en tan solo una semana? Eso para mí es “Design for Change”, la superación de ver conseguido un objetivo inimaginable, la madurez que te aporta hablar con personas con las que nunca pensaste hablar, la fe de que la bondad y las buenas intenciones mueven a las personas. Que las buenas personas tienen rostro, tienen vida. Para mí todo esto ha sido abrir los ojos, ponerte en lugar de personas, para mí este proyecto ha significado crecer.

Julia Herrezuelo Leal, 2ºA de ESO

SER MEJOR PERSONA

En este proyecto “Design for Change” y “I CAN”, además de intentar ayudar a los que no tienen recursos, me ha enseñado a ser mejor persona, empezando desde lo más cercano; ayudando a mis compañeros, regalándoles una sonrisa, ayudándolos con sus problemas, con mis familiares…

No ha sido solo un proyecto como cualquier otro que se puede dejar en el aire; ha sido una lección de vida.

¡Gracias! Gracias, por enseñarme a valorar mejor todo lo que tengo y a las personas que tengo.

Inolvidable…

Marta García Lara, 2ºB de ESO

¿DESIGN FOR CHANGE? ¿QUÉ SERÁ ESO?

Eso mismo me preguntaba varios meses atrás cuando nos propusieron la idea de cambiar algo de nuestra ciudad que necesitaba una solución urgente… ¡Ya lo teníamos! Dejando volar nuestra imaginación, se nos ocurrió la idea de hacer un PHOTOCALL SOLIDARIO; y así lo hicimos.

Finalmente, quiero añadir que este recuerdo que perdurará en nuestra memoria y en nuestro corazón, nos ha hecho crecer como personas y sentirnos verdaderamente #FELICES.

Ana Ros Hueso 3ºB ESO

MÁS UNIÓN

Este proyecto ha hecho que nos demos cuenta de que el hambre no es un problema tan lejano como pensábamos. Al investigar sobre él hemos comprobado que no es algo solamente actual, sino que es tan antiguo como la propio ser humano.

Como clase ha hecho que nos unamos mucho más para pensar soluciones y ha provocado en nosotros un montón de sensaciones que hacen que veamos las cosas de otro modo.

Julia García Cortés, 3ºA de ESO

ALGO MARAVILLOSO, LA SONRISA DE LOS QUE NO TIENEN.

Estábamos muy nerviosos y llenos de miedo, pues creo que para todos era una experiencia nueva, hablar en público. Para nadie fue fácil, pero todos conseguimos lograr nuestras metas para poder seguir con el proyecto hacia adelante.

No sabíamos cómo iban a reaccionar los demás alumnos del colegio, ni la gente que iba a participar en la calle, pero tengo claro y sólo puedo decir que fue un grandísimo éxito.

Natalia Ortiz Acedo, 3ºB ESO

NOS HA LLEGADO AL CORAZÓN

Esto no solo ha sido un proyecto o un trabajo que hemos elaborado para conseguir nota, esto nos ha llegado al corazón, nos ha transmitido lo esencial del trabajo para realizar lo que queremos y nunca tirar la toalla.

Emilio Fernández Sánchez, 2º A de ESO

IMPLICARNOS

Creo que hemos sido capaces no solo de implicarnos a nosotros mismos, sino también a nuestras familias, a las familias del colegio, incluso a los antequeranos, que vivieron un fin de semana lleno de solidaridad. Ha sido un orgullo el poder colaborar con Manos Unidas y con la Plataforma Solidaria de Antequera.

Mª Paz Guatura Ruiz, 2ºA de ESO

GRACIAS

¿Cambiar una parte del mundo?, ¿nosotros? ¡Qué raro suena eso!  Imaginad las caras que teníamos cuando nos propusieron este proyecto.  Era algo nuevo, pues nunca habíamos tenido esta oportunidad, ahora estaba en nuestras manos.

¡Gracias por elegirnos y confiar en nosotros para este proyecto!

María Muñoz Soto, 2ºB de ESO

LO QUE IMPORTA ES AYUDAR

Cada momento, mejor o peor, ha sido una lección aprendida. Desde aquel 1 de febrero, que nos reunimos, una pequeña semilla se sembró en mí, lo que yo no sabía era que iba a dar un fruto tan grande.

De esta experiencia me llevo muchas cosas, pero la podría resumir en una: “Lo que importa, es la gente a la que ayudas”. Por último, me gustaría agradecer al colegio, a todas las empresas que nos han ayudado y a cada uno de mis compañeros, por hacer de este proyecto, una experiencia inolvidable.

Marta Pascual Gallego, 2ºB de ESO

UNA EXPERIENCIA DIFERENTE

Para nuestra clase, el proyecto ha sido un conjunto de experiencias, sentimientos y sensaciones, que han cambiado nuestra forma de ver las cosas.

Saber que hay personas que pueden desayunar hoy, y en parte es gracias a nosotros, hace que nos sintamos felices.

Es una sensación indescriptible la que sentíamos cada día al subir del recreo y haber recogido al menos diez o veinte bolsas llenas de comida.

La verdad es que lo hemos pasado muy bien tanto preparándolo como haciéndolo. Este proyecto ha sido una experiencia que recordaremos siempre.

            Mª Cruz Mesa Ruiz , 3ºA DE ESO

Fotografías cedidas por el Colegio Nuestra Señora de la Victoria
¿Te has quedado con ganas de saber más sobre este proyecto? Entra en:

La web del proyecto:

https://sites.google.com/colegiodelavictoria.es/sumatealamovida/inicio?authuser=0

El Blog donde sus protagonistas fueron contando momento a momento las vivencias:

https://sumateaestamovida.blogspot.com/

Y si quieres vivir la experiencia DFC en primera persona, te invitamos a visitar la web https://www.dfcspain.org ¡y atreverte a emprender un proyecto! El equipo DFC España te forma, asesora y apoya para conseguir que tu alumnado se empodere poniendo en práctica sus propias ideas, ¡solo necesitan una oportunidad para cambiar el mundo!

1 2 3 4 8