Por Beatriz Alonso

Fundación Universia y Design for Change España organizan un Taller I CAN en la Universidad Complutense de Madrid. Una formación para derribar tópicos, complejos y barreras con estudiantes universitarios como tú, que conviven con alguna discapacidad; igual que Ramón Rodríguez, responsable de Marketing y Proyectos Globales en la Fundación Universia.

Ramón tiene una hipoacusia bilateral severa por una cocleopatía, es decir, una sordera de origen genético inoperable, que se manifestó cuando tenía 22 años, y se soluciona con audífonos o con un implante coclear; pero “como con audífonos sigo siendo funcional, me dicen que espere a tener más pérdida, mientras se desarrolla la industria de los implantes”, comenta Ramón, al tiempo que añade que existen unos implantes cocleares led, con los que literalmente: “Escuchas luz. Y ya se están probando en ratones”, explica.

P: Una vez que la patología se manifestó durante tu época universitaria, ¿a qué retos tuviste que enfrentarte en este ámbito?

R: Cambió mi forma de ir a clase. Antes me sentaba en las filas de atrás, y atendía; pero sin tener que estar todo el tiempo a tope. Fue un reto tener que estar continuamente concentrado. Antes de empezar a usar las adaptaciones auditivas, tenía que leer los labios, y también era un reto. La relación con mis compañeros cambió y se volvió más difícil. Dejé las prácticas en el periódico en el que estaba; y al volver a clase, los compañeros eran más jóvenes, y hacer amigos no fue tan fácil.

Te cuento una anécdota: Un día llegué tarde y no me pude sentar en primera fila. El profesor, que llevaba un rato hablando, se me quedó mirando y se fue poniendo cada vez más nervioso; yo no entendía que pasaba… Se empezó a enfadar, ¡y es que yo no había entendido que me había echado de clase! Entonces le señalé el audífono y se murió de la vergüenza. Fue una situación de clarísimo malentendido. Al final, me acabó poniendo matrícula de honor, porque a mí esa clase me encantaba: Periodismo científico y pensamiento crítico; que cuadraba muy bien con el asunto, porque llegamos a constatar que no todo es lo que parece.

P: ¿Piensas que se te etiquetaba por tu discapacidad?

Antes de llevar el audífono, cuando ya los síntomas se estaban manifestando, la gente solía decirme: ¡Estás en Babia! Nadie se paró a pensar que me pasaba algo, que no oía bien. Tuve estas etiquetas hasta que me puse el audífono, que se veía, porque era más grande que el de ahora; y noté un cambio en la actitud de la gente. Poco a poco, lo vas viendo; es gracioso porque me pasa incluso hoy en día. Cuando ven el audífono, la gente se sorprende, te habla más alto, gesticula. Es una actitud general: la forma en la que la gente se relaciona con la discapacidad suele ser condescendiente, en casi todas las discapacidades.

Por otra parte, también hay muchas ayudas; como, por ejemplo, las institucionales en exención de tasas escolares. Además, hay fundaciones y entidades que te ayudan, como la Fundación Universia.

P: ¿Tu familia y tus amigos sabían hasta dónde podías llegar?

Por lo que me pasó, y por las circunstancias, ellos asumieron -y yo asumí- que mi potencial -que siempre había estado allí- ya no estaba. Te dicen: “Encuentra un trabajo y ya”. De repente, tus ganas y tu talento, ya no importan. No se espera nada de ti, solo por el hecho de tener una discapacidad. Y lo triste no es que te lo digan los demás, es que te lo creas tú. Acabas entrando en una miseria que en el fondo es cómoda. Por eso, en Fundación Universia impulsamos las capacidades de las personas y les decimos que no son menos que nadie; y que si antes podían, ahora tienen que poder más. Nadie va a creer en ti; y, sin embargo, la vida que estaba destinada para ti, sigue estando ahí. Se trata de una forma de discriminación muy sutil, que tiene que ver más con la sobreprotección que con la barrera; y que se soluciona con empatía y haciendo preguntas.

Además, al tener una discapacidad, desarrollas otras capacidades. En mi caso, noté que mejoraba mucho mi lenguaje no verbal. Ahora soy capaz de leer a las otras personas, al tener que apoyarme más en lo visual, me he vuelto más observador.

P: ¿Cómo es el día a día trabajando en Fundación Universia?

R: Es una maravilla. Además de trabajar con Banco Santander, trabajamos con otras entidades; y, sobre todo, con jóvenes de 18 a 35 años, donde cada caso es tan particular, que conoces a gente muy distinta. Es un desafío enriquecedor, porque cada caso es un mundo en la discapacidad. Y te enteras de cosas alucinantes. Por ejemplo, aprendo mucho de otras discapacidades; y de la mía, en nuevos campos como la tecnología. Te da la sensación de que no puedes llegar a ser experto en esto; siempre hay algo que se te escapa. El denominador común en la discapacidad es que hay algo en la vida que tienes que hacer distinto.

P: ¡Yo Puedo!, ¿qué significa para ti?

R: Sentimiento de orgullo y de fuerza frente a una especie de indefensión aprendida. Es un ¡Yo Puedo! para dentro, porque te tienes que destruir para volver a crearte. Pero para conseguirlo,  tienes que salir de la zona de confort.

P: A partir de la experiencia de comenzar a colaborar con Design for Change España, ¿qué aportación crees que marca la diferencia con otras organizaciones?

R: Creo que en lo que nos podéis ayudar, más allá de vuestra metodología basada en el Design Thinking, que es muy novedoso; es en cambiar la mentalidad. Otros partners que tenemos son más técnicos, centrados más en adaptaciones pedagógicas; y Design for Change es una solución innovadora. Por ejemplo, la experiencia del Taller I CAN en la Universidad de Valencia salió genial, porque son las propias personas las que se dan cuenta de que pueden cambiar la situación. El proceso anima a reflexionar participando y ayuda a pensar con más claridad.

P: En Design for Change proponemos una oportunidad para cambiar la mirada: del docente al alumnado, y viceversa; de persona a persona; a la misma altura; así, nos escuchamos: tienen cosas relevantes que decir. No son el futuro, son el presente. En el ámbito concreto de la discapacidad, ¿cómo podría hacerse efectivo?

R: Los docentes tienen que dejar de ver la especificidad de los alumnos como lo que les define; les tienen que ayudar en todo lo posible, pero verlos como uno más. Pasa con cualquier minoría. Cambiar la mentalidad para que la persona deje el rol y se vea a sí misma como una más. Por ejemplo, damos charlas a jóvenes de origen inmigrante en institutos, y se ven los roles súper encasillados. Hay que explicarles que todavía están “por hacer”, y pueden llegar a donde quieran si superan estos prejuicios. En colectivos excluidos, el problema es que a veces aceptan la etiqueta como propia.

P: ¿Qué más inconvenientes os encontráis en el día a día?

R: El tema de la discapacidad está muy de moda, pero en el trabajo diario podría estar más en la agenda de mucha gente. Al final, está un poco en la cola de las prioridades. A veces, es difícil trabajar en el día a día, porque hay otras urgencias. Es un poco el corolario: muchas empresas lo entienden como Responsabilidad Social Corporativa; pero no acaban de ver del todo que lo que tiene que ver con diversidad e inclusión va a hacer que sus cuentas de resultados mejoren, porque repercute en el compromiso. Es decir, tiene un retorno; no se trata de la caduca y malentendida caridad: es estrategia de inversión en talento, en el caso de la contratación; y en experiencia del empleado, en el tema de voluntariado. Siempre que hemos ido a hacer actividades de sensibilización y conseguimos que se impliquen, luego trabajan de un modo distinto. Y las empresas lo están empezando a ver.

P: ¿Cuál es la necesidad número uno ahora mismo en el ámbito universitario en relación con la discapacidad?

R: Está siendo cubierta la adaptación de materiales pedagógicos y la eliminación de barreras, es decir, la inclusión académica. Queda por hacer la inclusión real, en espacios públicos, que se concreta en ciertas actitudes, como por ejemplo, que no se pare la gente a mirarlos; luchar contra los prejuicio, las etiquetas y los rechazos. En general, se está avanzando; también con las discapacidades invisibles (TEA, Crohn, hemofilia…), que cada vez se entienden mejor, pero es un gran asunto.

P: Y ya para terminar, ¿podrías contarnos alguna de tus experiencias más emotivas?

R: En la universidad, tuve una asignatura que me estaba costando mucho, y del puro decir ¡Yo Puedo!, a pesar del miedo que tenía; lo hice lo mejor que pude, y saqué un 10. Y yo, que era muy cuidadoso con todo, me di cuenta de que lo importante era lo mucho que estudié y que lo conseguí.

 

Y tú, ¿quieres tener la oportunidad de aprender una metodología que te ayuda a enfrentarte a retos en tu día a día?

¡Vente al Taller I CAN el próximo lunes 29 de abril en la Universidad Complutense! ¡Apúntate aquí!

Se trata de un proceso disruptivo que ya ha empoderado a más de 2,2 millones de personas en el mundo y que traemos a la Universidad para ti, para que tú puedas mejorar tu entorno y desarrollar tus capacidades. Ellos y ellas han podido, y tú ¡también puedes!

¿Qué haremos?

Durante 4 horas recorreremos un proceso definido basado en el Design Thinking, explorando la metodología Design for Change y poniéndola en práctica para conseguir enfrentarnos a retos y cambiar el mundo. Partiremos de lo que sabemos sobre la discapacidad, poniendo en valor cada aportación; elegiremos un foco de acción; imaginaremos soluciones a partir de las ideas propuestas (todas cuentan y todas son importantes) y, después de un proceso de debate, llevaremos una de ellas a la práctica para mejorar nuestro entorno. Este proceso no va de decir “hay que”, va de “hacer”. Nuestro objetivo es llevar a cabo un cambio de mirada sobre qué es eso que llamamos “discapacidad” y reflexionar sobre si realmente es tan importante para definir quién eres y quién vas a ser en el futuro.

Porque las y los universitarios no sois el futuro, sois el presente. ¿Hasta dónde quieres llegar para empoderarte?

¡Vente al Taller I CAN a desarrollar tu actitud emprendedora! 

En Design for Change nos centramos en el proceso, no en el resultado; sin embargo, ofrecemos verdaderos resultados demostrables que no solo tendrán repercusión en ti, sino en todo tu entorno y en las personas que se relacionan contigo.

¿Quieres saber más? Aquí tienes algunos vídeos:

¿Qué es Design for Change España?

https://www.youtube.com/watch?v=hrNjScNLAuk

Resumen proyecto Representante DFC España: “Sin Límites”

https://www.youtube.com/watch?v=Hax2LJlZ14E

 

FUNDACIÓN UNIVERSIA, que cuenta con el mecenazgo de Banco Santander, desarrolla proyectos innovadores que impulsan lainclusión social y laboral de las personas con discapacidad, a través de su formación superior y desarrollo profesional, para consolidarse como una organización internacional de referencia en el ámbito del empleo cualificado y vinculado al desarrollo del talento diverso en empresas que apuestan por un crecimiento inclusivo, responsable y sostenible.

¡Apúntate ya al Taller I CAN de Design for Change España con Fundación Universia en la Universidad Complutense

https://www.fundacionuniversia.net/tienes-discapacidad-yo-si-puedo/?platform=hootsuite

Por Beatriz Alonso

¿Qué se puede hacer en las organizaciones para que haya más creatividad? Aurora García Alcalde y José Ochoa, directores del programa #101Claves para crear e innovar en Click Radio TV comienzan la emisión lanzando la pregunta a los tres invitados de la mañana: Miwi Clavera, directora general en Dirse; Julio Legido, fundador y director de Conorg; y Miguel Luengo, presidente de Design for Change España.

Un divertido programa de radio televisado, lleno de sorpresas, juegos y retos relacionados con la creatividad y el Design Thinking (pensamiento de diseño). Una hora para hacerse preguntas, para descubrir, explorar y reflexionar.

¿Por qué las organizaciones no son creativas? ¿Qué les está frenando?

“Pienso que se quedan en el conformismo, en hacerlo bien, porque lo están haciendo bien: miran la cuenta de resultados y, si va mejor que el año anterior, pues se quedan así. Creo que la creatividad requiere estar abiertos a los cambios, estar abiertos a avanzar un poquito más allá de lo considerado como normal, hay que salir de la mediocridad. Hay organizaciones que dicen que quieren el cambio, pero sin tocar nada. Hay que salir de la zona de confort”, afirma Julio Legido.

¿Para qué necesitamos ser creativos?

José le pregunta a Miwi Clavera, directora de la Asociación DIRSE de Directivos de Responsabilidad Social Empresarial, si se ha encontrado con situaciones en las que los responsables de las organizaciones no creen que sea necesario ser creativos, o que no lo demuestren o lo fomenten. ¿Cómo solucionarlo? “Hay que dar facilidades para que se desarrolle esa creatividad, para que tenga valor y que las acciones en la organización acompañen”.

Un despertador de sueños

Aurora comenta al presentar a Miguel Luengo, presidente de Design for Change España, que le encanta como se denomina a sí mismo: despertador de sueños. “¿Cómo despiertas los sueños, Miguel?”, le pregunta. “Conectando a la gente consigo misma. Al final, con los sueños nos acostumbramos (y cojo la palabra que decía antes Julio) a la mediocridad: todos los días me levanto y me conformo con lo que me ha tocado. Sin embargo, si realmente somos capaces de ver que las cosas se pueden hacer de una forma distinta, en el ámbito en el que estemos, creo que ya empezamos a conectar con los sueños. Se trata de lograr que cada uno nos conectemos con lo que llevamos de esos sueños que están dormidos; porque sí, están, no hay que crearlos, sino despertarlos”.

Y vosotros, ¿qué sueños tenéis?

Empieza entonces Aurora a preguntar a su compañero José sobre sus sueños, y también a la audiencia que escucha el programa: “Supongo que los que están ahora escuchándonos también estarán pensando, ¿y cuáles son mis sueños? ¿quizá tenga yo alguno dormido?” Y decide provocarles para que los compartan a través de la página web del programa 101 claves.com o bien en los comentarios en Youtube y en Facebook.

Después de las presentaciones, entramos de lleno en la temática sobre la que versa el programa, y dice Aurora “Creo que la creatividad es la puerta al cambio”. ¿Quieres saber más? Hasta aquí unas breves pinceladas; si te apetece seguir descubriendo cómo despertar tus sueños a través de la creatividad, aquí tienes el programa entero 😉 https://101claves.com/project/t1-programa-3/

¿De qué pueden estar hablando Reinventa tu EducaciónAIPC PandoraEn la última fila y Design for Change España en el programa de radio Madrid Sin Fronteras? De Innovación Educativa y Emprendimiento Social, ¡claro que sí!

Onda Madrid y Clara Esteban dan la oportunidad de mostrar el trabajo en la materia que se está llevando a cabo en cada una de las organizaciones, además de presentar la iniciativa común #BetterTogetherEducación, lugar de reflexión para emprender acciones conjuntas, partiendo del punto de encuentro donde todas tenemos nuestra sede: Impact Hub Madrid

Anoche, a las 23h, Clara comenzaba presentando una productiva hora hablando “de pupitres y pizarras, de motivación, curiosidad, creatividad, solidaridad, de alumnos y alumnas que sienten, imaginan, y actúan para participar en el diseño del cambio de la construcción de un mundo mejor”. Introduce el programa con un audio de la fundadora de Design for Change, Kiran Bir Sethi, donde explica por qué hay que escuchar a lxs niñxs, y acompañarlos para que desarrollen toda su creatividad y puedan tomar sus propias decisiones. ¿Con qué objetivo? Que cada niñx sea capaz de decir “¡Yo Puedo!».

Miguel Luengo, presidente de Design for Change España, explica cómo desde este I CAN se pasa al WE CAN para unirse en esta iniciativa #BetterTogetherEducación: “Tomamos acciones y generamos acciones entre los que estamos participando, de forma que en lugar de que cada uno llegue con nuestro mensaje, iremos con un mensaje mucho más alineado buscando lo que estamos buscando todos, que se produzca una evolución en la educación. Que realmente lxs alumnxs estén en el centro y cada uno encuentre su espacio. Yo creo que esa es la clave. De hecho, por eso están representadas distintas visiones de cómo lograrlo en los distintos ámbitos, no solamente educación formal, sino también educación no formal”.

¿Qué es exactamente lo que está fallando?

En este momento toma la palabra Ana Eseverri, de AIPC Pandora, ONG que facilita itinerarios internacionales de participación en proyectos solidarios, educativos, interculturales o de inserción profesional: “Es complejo. Hay que cambiar la educación por múltiples motivos: el profesor, un sistema de estudios que está pensado por unas cuantas personas que hace mucho tiempo que no están en un aula, que están decidiendo una serie de contenidos que se van a impartir de una manera totalmente unilateral. (…) Solo hace falta abrir un poquito la mente porque realmente es mucho más ergonómico y mucho más natural plantear una metodología o una dinamización de una clase donde lxs niñxs son los actores principales que aquella en la que el profesor tiene que dirigir una clase durante 50 minutos a unos niños que no tienen ganas de escuchar”.

¿Y qué aportan este tipo de metodologías? “Los jóvenes -continúa Ana- tienen que adquirir muchísimas competencias que les permitan ser unxs ciudadanxs que se preocupan por su mundo y, sobre todo, que van a contribuir al mundo, que realmente van a ser agentes de cambio social. Obviamente porque hemos identificado que este mundo necesita mejoras”.

Y hay que empezar por el principio. Desde En la última fila trabajan en contextos socioeconómicos desfavorecidos con un alumnado que el sistema ha colocado en la última fila, “pero que nosotros creemos que tiene mucho potencial. En concreto, con nuestro programa Master FP para formación profesional básica proponemos un programa en el que estos estudiantes tienen que desarrollar proyectos de emprendimiento social”, explica Eva Flavia Martínez.

“Y en esta voluntad de cambio que tienen los jóvenes por cambiar las cosas, entra Reinventa tu Educación, ¿verdad? Le pregunta Clara a Lara Herráiz. “Precisamente somos una red de jóvenes que lideran proyectos de mejora educativa (…). Se dice que los jóvenes son el futuro, que tienen que cambiar el mundo. Aquí realmente les damos ese espacio para cambiar la educación, para cambiar sus escuelas, a través de un programa de mentorías”.

Cuando vuelve a tomar la palabra Miguel, de Design for Change España, recuerda al hilo de las palabras de Lara, que: “Lo fundamental es empoderar al alumno (…). Dejarnos sorprender por los más jóvenes”.

En realidad, después de la exposición de las cuatro organizaciones, queda bien presente la importancia de trabajar desde la iniciativa del #BetterTogetherEducación, visto que las metodologías y las experiencias que se comparten son similares en la base y en esencia, y que sus propuestas están alineadas: “Hacer florecer toda la creatividad y el empoderamiento del alumnado, hacerles experimentar, porque es así es como se aprende”, recuerda Ana, de AIPC Pandora. “Hay que encontrar lo que les motiva, lo que les preocupa y facilitarles estructuras o apoyos para que ellos puedan ir desarrollando sus proyectos”, añade Eva, de En la última fila.

Ya casi llegando al final del programa, Clara lanza la gran pregunta: “¿Qué estamos perdiendo si no nos adaptamos a las nuevas necesidades de estos chicos y chicas? ¿Qué podemos ganar si les damos alas?”

Lara, de Reinventa tu Educación, explica cómo: “Se pierde mucha humanidad en la educación porque solo das unos contenidos. De hecho, los profesores están constantemente atados al temario. Todo ese potencial entonces se pierde. La creatividad es innata (…), simplemente con que les dejes de hablar y los escuches, ya vas a tener un cambio brutal: en tu contexto, en ti mismo, en ellxs, en el futuro, en todo”.

Y, para terminar, “¿Qué ofrece #BetterTogetherEducación uniendo sinergias y experiencias?”, pregunta Clara.

“Hay unos valores transversales que nos dicen que el mundo tiene que ir en una dirección; porque si no, vamos a ir muy mal. No es decir ‘educamos a la persona individual’; educamos para que esa persona sea un ciudadano y una ciudadana feliz y responsable. Es decir, que su acción no acabe en sí mismx, en su propio entorno; sino que haga algo para mejorar también el mundo, que su contribución sea valiosa desde múltiples puntos de vista, desde una serie de valores transversales. Creo que esta visión está implícita en todas nuestras propuestas educativas”, asegura Ana, de AIPC Pandora.

Una última pregunta centrada en lxs educadorxs, puesto que son las personas que acompañan a lxs niñxs y les pueden dar en el aula el protagonismo que necesitan para desarrollar todas sus capacidades. ¿Qué pueden hacer?

“Hay mucha gente en el mundo de la educación que ha perdido la pasión. Tienen un montón de impedimentos que hacen que no estén disfrutando con lo que están haciendo; pero si reconectan con lxs alumnxs, que es lo que les hizo llegar a la educación, lo van a hacer mucho mejor. Las familias vamos a estar más más satisfechas, porque nuestros hijos, y en este caso hablo como padre, van a estar más felices, que es en el fondo lo que tenemos que ir buscando (…) Lo que están haciendo [lxs educadorxs] es fundamental y hay que darles herramientas, porque el problema está en que como sociedad estamos demandando cosas a las que ellxs no están acostumbradxs: han ido a una clase absolutamente estándar, han estudiado una carrera con una formación estándar, han empezado sus clases de una forma estándar… y ahora tienen que cambiarlo todo. Hay que ayudarles.

“Y estos estándares dejan fuera a mucha gente, y la educación tiene que ser inclusiva”, puntualiza Clara, ya para ir cerrando el programa. “Y personalizada”, añade Miguel, de Design for Change España.

Como último apunte, Clara pregunta: “¿Como puede involucrarse la sociedad?”.

“Cuanta más gente conozca estas iniciativas mejor”, asegura Eva, de En la última fila. “Porque al final esta evolución de la educación tiene que ver con que todos hagamos ese cambio de mentalidad, y eso empieza por conocer que se puede hacer de otra forma”.

La educación es tuya ¡evoluciónala!

Descárgate el podcast en: http://www.telemadrid.es/audio/madrid-sin-fronteras-innovacion-educativa-25072018

Todo empieza con una semilla y una consecución de conexiones. María Jurado, profesora de primaria y secundaria, pedagoga, orientadora y embajadora de la metodología Design for Change (DFC), lleva años haciendo proyectos DFC en su centro educativo, el Colegio Carlos V de Águilas, Murcia. En abril viajamos a dar un Taller ¡Yo Puedo! a Murcia para la Unión de Cooperativas de Enseñanza Región de Murcia (UCOERM) y se conocieron Benito Mateo, presidente del colegio; y Miguel Luengo, presidente de Design for Change España. Después de un par de meses, de algunas llamadas y emails, de inquietudes en común y mucha motivación por integrar el I Can Mindset en todo el centro escolar, hemos pasado dos días en el colegio de Águilas.

Tres colectivos. Tres actores clave en el sector educativo. Tres posibles agentes del cambio. La educación es tuya ¡evoluciónala!

¿Qué tienen que aportarse entre sí las familias, el alumnado y el personal docente? ¿Cómo se establecen las sinergias? ¿Cuáles son las claves para trabajar en equipo? ¿Qué necesidades tiene cada colectivo? ¿Cómo se escuchan entre ellos? ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Con qué herramientas cuentan y qué necesitan?

Tres charlas inspiradoras. Un objetivo común: evolucionar la educación.

“¿Qué educación soñáis?” Así empieza la primera de las charlas inspiradoras a las familias y al equipo docente a cargo de Miguel Luengo, en un ambiente más que distendido: la fiesta de fin de curso. Entre baile y baile, se hacen un par de paréntesis para expandir el I Can Mindset.

“Yo os puedo decir lo que soñamos en DFC para la educación. Soñamos con unas familias y unos educadores que acompañen a los niños y niñas para sacar todo su potencial. Imaginad por un momento que no son el futuro, que son el presente; y que tenéis la posibilidad de guiarles para que tengan la oportunidad de cambiar el mundo”, explica Miguel.

¿Cómo? Aplicando la metodología Design for Change para integrar el I Can Mindset. Una metodología que desarrolla competencias del siglo XXI como la empatía, el trabajo en equipo o el pensamiento crítico. Una metodología que desarrolla globalidad mostrando historias reales que están ocurriendo a través del mundo. Una metodología presente en más de 60 países que conecta a personas de diferentes culturas. Una metodología que hace que las cosas ocurran ‘Not by chance, by design’, gracias a las 5 fases: Siente, Imagina, Actúa, Evolúa y Comparte. Así, poco a poco, se trabaja el I Can Mindset.

¿Y qué os lleváis los docentes? Una nueva posibilidad de conectar con vuestro alumnado y con vuestro propio potencial. Integrar la metodología DFC en tu asignatura no implica más carga curricular; al contrario, hace más sencillo tu trabajo.

Con DFC, las niñas, niños y jóvenes adquieren un nivel de confianza que mejora sus resultados curriculares, según avala el último estudio de Harvard Graduate School of Education. Los docentes les observáis, les escucháis y les guiais en el proceso, y los resultados tangibles os reportan seguridad. Todos los niños y niñas tienen derecho a graduarse con el I Can Mindset. No es un lujo, es un derecho. Es nuestra responsabilidad. Citando las palabras de la fundadora de DFC, Kiran Bir Sethi: “Si no sois vosotros, entonces quién; y si no es ahora, entonces cuando”.

“¿Y se puede aplicar en mis clases de idiomas?”, pregunta un profe al día siguiente, en la charla al equipo docente. “¡Por supuesto!”, responde Miguel. Se han hecho proyectos de todas las asignaturas. Por ejemplo, en un centro se explicó la Generación del 27 con un proyecto DFC. Para acercar la metodología al equipo docente, se llevan a cabo dos dinámicas que muestran un simulacro del proceso, para empezar a despertar el interés, y el curso que viene profundizar en la metodología para emprender proyectos con el alumnado.

¿Y la charla con los protagonistas del cambio? Para ellos, Miguel empieza con una dinámica integradora a través del juego, que les muestra que juntos es más fácil. Después, les invita a imaginar cómo mejorar la educación partiendo de la base de sus intereses, es decir, de lo que más les guste hacer o de lo que mejor se les dé. Se trata de hacer visible el paso del ¿puedo hacer? o del ¡tienes que hacer!, al ¡Yo Puedo! Para empoderarles y darles parte de responsabilidad en su educación, les lanza la pregunta: ¿Mola que los adultos os digan siempre lo que tenéis que hacer? ¡Vosotras sois las protagonistas!

A través de unas prácticas que fomentan la escucha y generan conversaciones que enriquecen, el alumnado toma conciencia de sus capacidades y observa que sus ideas sí importan, y que, aterrizadas para que sean realizables, pueden llevarse a la práctica y cambiar el mundo.

La educación nos compete a todas las personas, por lo tanto, tenemos la responsabilidad de involucrarnos, trabajando en equipo y creando en positivo a través de la observación y la escucha; desarrollando la empatía y el pensamiento crítico. La educación es tuya ¡evoluciónala!

¿Quieres aprender la metodología y empezar el curso que viene con el I Can Mindset integrado? ¡Apúntate al Taller LAB I Can de 12 horas en Madrid el 25, 26 y 27 de junio! Te esperamos para cambiar el mundo 😉

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Our summary of the #BetterTogetherBTC 2017

Magic was the theme we chose for this Be the Change Celebration 2017 and magic is the word that I think best describes what we have been living. Magic from that first moment in which the delegations went up to put that marble, which represented the wisdom acquired during a year, in that magic cauldron.

Nuestro resumen de la #BetterTogetherBTC 2017

Magia era la temática que habíamos elegido para esta Be the Change Celebration 2017 y magia es la palabra que creo que mejor refleja lo que hemos estado viviendo. Magia desde ese primer momento en el que las delegaciones subieron para poner esa canica, que representaba la sabiduría adquirida durante un año, en ese caldero mágico. 

¡Vaya 10 días!

¡Vaya 10 días!

Categorías: ,   Por ,   0 Comentarios,  

Hay veces que echas la vista atrás y tienes la sensación que ha pasado un año, por la cantidad de cosas que has vivido, y sin embargo … ¡solo han pasado 10 días!

Epidemia Virus I CAN en Zaragoza

Epidemia Virus I CAN en Zaragoza

Categorías: ,   Por ,   0 Comentarios,  

Comunicado preparado por Eduardo Briones, asistente al LAB I CAN de Zaragoza de los días 22 y 23 de noviembre.

Atención, Urgente, Alerta Roja, BROTE DE EPIDEMIA EN ZARAGOZA ALTAMENTE CONTAGIOSA por el virus I CAN.

Hemos tenido un mes de Noviembre cargadito #DFCsemueve

En este mes de Noviembre que acaba de terminar hemos tenido LABs, píldoras, charlas, visitas a coles …. ¿qué más se puede pedir? Ahí va un pequeño resumen de lo que se ha estado moviendo por DFC España

Crónica tuitera de un Lab I CAN (por @HDeboraVidal)

Ya sabéis que Design for Change España se mueve. Y mucho. Una de las formas que tenemos de extender nuestra metodología es con las formaciones Lab I CAN y nos encanta escuchar las valoraciones de los asistentes. Ilusión, ganas y cambio fueron las palabras más repetidas en el tour del curso pasado. En octubre de este año volvimos a la carga y en Madrid dio buena cuenta de ello la hermana Débora a través de su cuenta de Twitter, donde se la conoce como @HDeboraVidal.